«Marquínez denigra la imagen de la plantilla municipal para salvar a su compañera de partido»

R. D. AVILÉS.

El grupo municipal de Somos insiste en que la contratación de una técnico de juventud que, a su vez, era afiliada al PSOE, fue irregular. «Si un juez estima que debe atenderse a la solicitud de revisión de oficio del nombramiento de esa persona entendemos que será porque aprecia que 'prima facie' la resolución tiene vicios que pudieran determinar su revisión», sostiene el edil Primitivo Abella, que recuerda que la sentencia dice que la alegación presentada por el portavoz municipal de la formación morada «reviste la suficiente entidad como para, al menos, justificar un pronunciamiento expreso sobre su tramitación».

Más allá de eso, Abella critica el hecho de que en la defensa de su proceder, el edil de Persona, Raúl Marquínez, afirmase anteayer que el mismo sistema se había empleado para «más de cien empleados públicos». El edil afea que «para salvar a su compañera de partido al concejal socialista no le importa tirar por el suelo la imagen pública de la plantilla municipal y sugerir que si su compañera está enchufada, entonces hay más de cien enchufados en plantilla».

Abella sostiene, en cambio, que este caso es diferente al resto, puesto que en 2012 todos se funcionarizaron, excepto el de técnico de juventud, que se amortizó después de que el empleado fijo cuya vacante ocupaba solicitase el reingreso. A posteriori, se creó otro con distinta denominación para el que fue contratada nuevamente.