Mayar, piñerar y cardar como antes

Mayar, piñerar y cardar como antes
Pilar Vega muestra cómo cardar la lana. / MARIETA

Pilar Vega enseña en el Palacio Valdés las labores de la Asturias rural de antaño

C. DEL RÍO AVILÉS.

El aula de psicomotricidad de los más pequeños del Colegio Palacio Valdés está esta semana invadido por el aparataje más habitual en la Asturias rural de antes de ayer para llevar a cabo labores del día a día tales como cardar lana o mayar la sidra. Tareas desaparecidas o en peligro de extinción que colegios y colectivos culturales se encargan de dar a conocer a los más pequeños. Pilar Vega, de 'Desfaciendo maíz', se viste de aldeana y se encarga desde el lunes (hoy lo hará por último día) de enseñar a los escolares lo que sus abuelos, y tal vez algunos padres, conocieron en sus pueblos. El resultado, aparte de satisfactorio, parece necesario. «Cuando les enseño los granos de café para que los muelan en un molinillo manual se sorprenden porque no los conocen. Dicen que su madre pone una cápsula en la cafetera y sale el café», comenta como ejemplo.

Pilar comienza con una charla sobre los aparatos que antes de que llegara la tecnología se podían encontrar en cualquier casa de aldea como un corchador de botellas que perteneció a su bisabuelo, una mantequera o una rodilla, un círculo acolchado que sobre la cabeza acomoda la canasta que se llevaba para transportar mercancía. «Hace poco, en un colegio, una niña saharaui lloró al verlo. Nos contó que ella hacía unos cinco kilómetros descalza, con un caldero en la cabeza y una garrafa de agua en cada mano para llevar agua a su vivienda. Lo añoraba», el inciso de la conductora por este paseo virtual por la Asturias rural dejó en silencio absoluto al alumnado de tercero de primaria al que ayer se lo contó. Fue el único momento en el que hubo un poco de contención porque el resto de la clase fue de lo más animada y participativa.

Tras familiarizarse con los aperos de labranza y algunas frutas, comenzó el repaso de labores como el mayado de manzana, el más popular de todos, el desgranado de maíz o el cardado de la lana. «Aunque lo que más les gusta es piñerar o peñerar (tamizar) la harina de escanda, que se hace para separar la harina comestible del salvado que irá para los animales». Los coladores ocupan toda una mesa central siempre con escolares dispuestos a probar destreza como Eric García y Ulises Hernández. Enfrente de ellos, Martín González, Jaime López, Pelayo España y Jason Gómez se disputan el mayado de las manzanas y, detrás, Xela Calleja prefiere cardar lana, una labor en absoluto desconocida para ella. «Lo veo en el pueblo de mi padre, en Villamoratiel de las Matas (León), donde hay muchas ovejas», dice muy concentrada tratando de conseguir un buen hilo de lana.

El esfuerzo y la actitud de todos ellos se ven recompensado al final de la clase con una gran caja de palomitas.

El proyecto de asturianía que este año recibe el título de 'Asturias está de aniversario' concluirá el viernes con una fiesta con pregón, música, castañas, juegos y zumo de manzana. Un entorno amable y lúdico que se aprovechará para presentar y poner en contacto a los estudiantes participantes en el programa Tutoría entre Iguales, que trata de fomentar la buena adaptación de los nuevos alumnos del centro con referentes de confianza en quienes se puedan apoyar.

 

Fotos

Vídeos