«Lo mejor es el ambiente»

Público, vendedores y autores se dan cita en Celsius.

Escritores y lectores disfrutaron del segundo y soleado día de festival

MARINA MARTÍN AVILÉS.

El festival Celsius comenzó su segunda jornada con la primera presentación de novedades a las once de la mañana. Desde esa hora, y hasta que las actividades se pausaron para comer, las casetas, la carpa y los alrededores estuvieron repletas de público de los eventos.

Escuchando las presentaciones de las últimas novedades literarias, haciendo cola para que les firmen su libro favorito o simplemente dando una vuelta y disfrutando del ambiente, decenas de jóvenes pasaron la mañana en la plaza Álvarez Acebal, que hasta el sábado acogerá el festival de terror, fantasía y ciencia ficción.

Durante toda la mañana se sucedieron en la carpa principal presentaciones de libros, guiadas por sus autores. Es el caso de Marta Álvarez, que llevaba años viniendo a la cita pero este es el primero que lo hace como escritora. «Después de tres años visitando Avilés como público, hacerlo para presentar mis libros es un sueño cumplido», cuenta, y añade que lo que más disfruta del festival es «el ambiente, en el que todo el mundo tiene al menos un gusto en común».

Otro de los autores que presentó su primera novela en la carpa fue Josu Lorenzo. «Es el primer año que vengo, lo que más me está gustando es que el ambiente es muy familiar, con escritores y lectores mezclados», cuenta el autor. Pasean por el festival, charlan con los seguidores que se les acercan y ellos mismos disfrutan de las presentaciones de otros libros.

Más Celsius

Pero si hay alguien que disfruta aún mas del festival que los escritores, son los lectores que asisten a los eventos. Joaquín Esoro y Juanjo Dolz esperaban juntos en la cola para que Elia Barceló les firme sus ejemplares. Ambos coincidían en que lo que más les había animado a asistir este año al Celsius había sido haberlo seguido otras ediciones por redes sociales. «Ningún amigo mío había estado antes, vengo un poco a la aventura, pero sí que gente que sigo en Twitter había venido otros años y había dicho que estaba muy bien» , explica Juanjo. El festival cada vez gana más popularidad las redes.

Y cuando las actividades cesaron de dos a cinco para comer, el ambiente que se aglutinaba en Álvarez Acebal se expandió por todo el centro de Avilés. Las terrazas de alrededor de la plaza Álvarez Acebal estuvieron llenas todo el mediodía, los negocios hosteleros cercanos notaron la presencia del festival.

El Celsius también beneficia a las dieciocho casetas de madera instaladas en la plaza. «Hay mucha gente mayor que solamente pasa echando un vistazo», cuenta Joaquín Esoro, que trabaja en una de ellas, «pero también hay mucha gente que sabe lo que quiere y viene a por ello, sobre todo a por novelas de los autores que tienen firmas, es lo que más se vende».

Por la tarde, la actividad no paró: charlas en el auditorio de la Casa de Cultura, talleres creativos para los más pequeños o talleres de esgrima fueron algunas de las actividades entre las que los asistentes pudieron escoger.

El tiempo acompañó durante la segunda jornada del festival, que no decepcionó a nadie. Durante el viernes y el sábado el Celsius 232 seguirá llenando el centro de la ciudad de personas de todas las edades, gustos y profesiones pero con un interés en común: la literatura, la fantasía y la ciencia ficción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos