La mejor fabada de las fiestas debe tener una «presentación, color, sabor y olor perfectos»

Presentación del Concurso de Fabada en el Centro Comercial El Atrio. /  MARIETA
Presentación del Concurso de Fabada en el Centro Comercial El Atrio. / MARIETA

S. GONZÁLEZ AVILÉS.

De presentación, color, sabor y olor perfectos. Así debe ser la fabada que quiera convertirse en la mejor de las fiestas de El Bollo. Las Amas de Casa de Llaranes convocan un año más el Concurso de Fabada, que cumple su edición número 41 siendo ya «un evento consolidado dentro del programa», explicaron ayer las organizadoras en la presentación del evento, que tuvo lugar en el centro comercial El Atrio.

La inscripción para participar está abierta hasta el 20 de abril, mientras que la presentación del cocido deberá hacerse el mismo 22 de abril, día de la Comida en la Calle, a las 11.30 horas. Será obligatorio participar con una fabada de aproximadamente un kilo con su correspondiente compango aunque se deja libertad al participante para elegir qué productos añade y en que cantidad, «eso es al gusto». Si está prohibido utilizar en el cocinado aditivos no tradicionales.

A cada concursante se le entregará una cazuela de barro para su presentación al jurado, además de veinte euros para contribuir a los gastos ocasionados y una tarrina de arroz con leche para poner el punto dulce. Como máximo se permiten doce participantes. «Lo más importante es estar todas juntas, pasar un buen rato y ser un aliciente más de la Comida en la Calle», explican desde las Amas de Casa.

La elaboración ganadora se llevará 90 euros, que donará la entidad organizadora. Por otro lado, todas las fabadas que entren en concurso se llevarán un trofeo de recuerdo y un regalo. «Hay personas que llevan años presentándose y eso presta. La verdad es que hay mucha calidad en la fabada, además los jueces se lo toman muy en serio», destacan las organizadoras. El jurado estará compuesto por José Otero, chef del Hotel NH Del Piles de Gijón, Benito Vallina, comercial de Embutidos Vallina, y por Rosa Blanco, presidente de las Amas de Casa de Corvera como representante de todas las amas de casa de Asturias.