La misa en la ermita de La Luz y el rito del beso cierran hoy las fiestas del Puchero

S. G.AVILÉS.

Tras cuatro largas jornadas festivas, El Puchero pondrá punto y final hoy a sus actividades. Lo hará con la celebración de la tradicional misa y el cumplimiento del rito del beso, todo ello en la ermita de La Luz. Antes, sobre las diez de la mañana habrá un pasacalles de gaita y tambor por las calles del barrio para animar a los vecinos a disfrutar de esta jornada festival, que pondrá el broche a las propuestas ideadas desde la Asociación de Vecinos El Marapico de Villalegre. La entidad colocará un puesto junto a la ermita para vender, como souvenir, pucheros.

La misa dará comienzo a las doce de la mañana y estará presidida por Adolfo Mariño Gutiérrez, vicario episcopal para el Real Sitio de Covadonga. Este año estará cantada por el Coro del Casino de Villalegre y contará también con la presencia de la Banda de Gaitas de Corvera. A continuación los presentes acompañarán a la pareja de este año, compuesta por Leticia Coello y Juan José Martínez, a cumplir con el rito del beso.

Este ritual ancestral consistirá en el lanzamiento, por parte de él, de un puchero de leche presa contra la base del crucero de la ermita. El número de trozos que queden tras el golpe serán los besos que deberá darse la pareja. Se trata de uno de los eventos con más tradición de Avilés y que congrega cada año a numerosos curiosos, que animan y aplauden a la pareja.