«No es momento de debates internos, sino de dar soluciones a los avilesinos»

Juan Carlos Guerrero, en la plaza de La Merced. / MARIETA
Juan Carlos Guerrero, en la plaza de La Merced. / MARIETA

«El PSOE tiene experiencia de gobierno y es el único partido con un modelo claro de ciudad y que sabe lo que quiere para Avilés»

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

En el último congreso local de la Agrupación Socialista de Avilés, Juan Carlos Guerrero (Avilés, 1970) aspiró a ser su nuevo secretario general. Pertenece a Izquierda Socialista y es ahora una de las grandes novedades en la candidatura para las elecciones municipales de mayo, en las que irá ocupando el número cuatro.

-¿Esperaba un puesto tan destacado después del resultado de las primarias, que lo situaban en la parte baja de la candidatura?

-En todos los partidos hay discrepancias; pero nosotros nos diferenciamos porque somos un partido que integra la pluralidad de opiniones y de familias. Luis Ramón Fernández Huerga como secretario general y Mariví Monteserín, como candidata, dieron un paso adelante y tendieron la mano porque lo que ahora importa es la unidad y ofrecer la mejor lista posible para resolver los problemas de los avilesinos. Estamos muy contentos por estar en la línea de salida y ahora nos toca trabajar por mantener el partido unido. Es la única manera que tenemos para dar soluciones reales a los problemas de la ciudadanía.

«Aporto mucha ilusión, ganas de hacer bien las cosas, humildad y cercanía a las personas»

-Después del congreso local, la impresión es que ahora los críticos reciben menos apoyos, ¿qué lectura hace?

-Son dos procesos totalmente diferentes. En el congreso local, el debate era entre dos modelos diferentes de partido; ahora el debate no es ese. Se trata de formar una candidatura. No los he calculado, pero mi impresión es que los porcentajes son similares, los que se ha llamado el sanchismo representa un 30%, aunque hubo menos movilización que en el congreso local. Y lo más importante es el proceso.

-¿En qué sentido?

-Es un proceso de participación muy novedoso, en el que todos los afiliados pueden postularse como candidatos y todos pueden opinar. Habría que ir mejorando algunos aspectos, pero es muy importante haber contado con estos canales de participación.

-Este proceso ha sido más sereno que otros debates anteriores, ¿cómo es el clima interno del PSOE en la actualidad?

-En esta ocasión estaba condicionado por lo que abordábamos. Se trataba de escoger una candidatura para una serie de elecciones y todos tenemos claro que el objetivo es el mismo: ganar las elecciones. No se puede comparar. De hecho, en el congreso local yo no hablé del gobierno, el debate se centraba en el funcionamiento del partido donde nosotros teníamos un modelo diferente.

-¿Y el castigo para Iñaki Malda en las elecciones europeas no es excesivo?

-No se trata de un castigo. Yo no lo veo así. Desde el primer momento en que Pedro Sánchez planteó su propuesta, Iñaki Malda decidió apoyarle; cuando nadie daba un duro por Sánchez allí estaba Malda. Siempre ha sido muy claro en sus posiciones.

-Pero en su agrupación local, sólo logró 45 votos en las primarias para las elecciones europeas. Cuando otros candidatos de la agrupación recibían un mayor apoyo.

-Somos un partido democrático y cada uno vota lo que considera oportuno. Malda tuvo el respaldo del grupo que siempre lo ha apoyado. La otra posibilidad era el eurodiputado Jonás Fernández, quizá mucho más visible que Malda en su actividad parlamentaria. También es cierto que Iñaki Malda inició mucho más tarde su candidatura. Aún así logró algo más de quinientos votos en toda Asturias, lo que está muy bien.

-Va en el número de cuatro de la lista, ¿sabe ya de que se encargará en el gobierno?

-Vamos a ir paso por paso. Ahora hemos elaborado una lista y no se contempla las responsabilidades que tendremos cada uno. Deben celebrarse las elecciones y, en función del resultado, se determinarán las funciones. En el PSOE pensamos que vamos a sacar más de los ocho concejales que tenemos ahora, pero hay que esperar a mayo.

-¿Ve posible lograr más de ocho ediles?

-La moral está muy alta. En las asambleas nos han ido informado del trabajo durante este mandato y creo que vamos a lograr más votos y más apoyo. Creo que la coincidencia de las elecciones nos beneficia, y que en abril se cumplirán las encuestas que vaticinan un buen resultado para el PSOE. Ganaremos las generales y esa victoria nos dará impulso para las elecciones de mayo. Contamos con buenos candidatos.

-Desde su mirada como militante socialista que no está en el gobierno, ¿cual es la fortaleza del PSOE ante los avilesinos?

-Nuestra experiencia de gobierno. Y un modelo de ciudad claro y definido. El PSOE tiene muy claro su idea de transformación de la ciudad, las necesidades educativas y de apoyos sociales que necesita Avilés. Las grandes infraestructuras avanzan lentamente, pero avanzan. El PSOE es el único partido con una idea clara de cómo quiere ver a Avilés.

-¿Qué valor aporta Juan Carlos Guerrero a la candidatura?

-Mucha ilusión y las ganas de hacer las cosas bien, también humildad y cercanía con las personas. En política debemos escuchar mucho porque la misión de los políticos es resolver los problemas de la gente, no crear más. Para ello es fundamental escuchar a las personas, acudir con voluntad de servir y no crear más problemas. Y, lógicamente, toda mi experiencia profesional.

Temas

Avilés