Montrasa aprueba un nuevo ERE temporal de seis meses

La concentración de ayer a las puertas de Alcoa. /  MARIETA
La concentración de ayer a las puertas de Alcoa. / MARIETA

El acuerdo, que sellarán UGT y USO, pero no Comisiones Obreras, afectará al colectivo de 31 trabajadores despedidos de Alcoa

RUTH ARIAS AVILÉS.

Las consultas para abordar un nuevo expediente de regulación de empleo en la empresa Montrasa-Maessa se cerraron anteayer con el acuerdo para suspender temporalmente los contratos a los 31 trabajadores que hace dos años formaban parte del contrato de Obra civil y apoyo a la fundición y la electrolisis en Alcoa durante un período de seis meses. El ERE será rubricado mañana por los sindicatos UGT y USO, no así por Comisiones Obreras, al que pertenecen los afectados, que consideran que «se vuelven a vulnerar nuestros derechos fundamentales».

CC OO había realizado una serie de propuestas que no fueron afectadas ni por el resto de sindicatos ni por la representación de la empresa, entre ellas que el expediente de regulación de empleo se aplicase a toda la plantilla, y no solo a los que en su día se encontraban en Alcoa, de forma rotatoria, dando prioridad de permanencia a los mayores de 55 años y a aquellos trabajadores con cargas familiares. Entre las medidas que ponían sobre la mesa estaba además que aquellos empleados cuyos contratos se extinguieran tuvieran «prioridad absoluta» para obtener un nuevo empleo en la compañía o en las otras empresas del grupo, a través de contratos relevo, vacantes para dar vacaciones o bajas laborales.

Sus planteamientos no fueron afectados. Los firmantes del acuerdo consideran que «esas propuestas no son viables en este momento dado el deterioro de la tesorería de la concursada dado el tiempo transcurrido». El administrador concursal señala también que «la empresa no puede plantear mejoras económicas porque su situación financiera lo impide». Se indica también que el expediente no se aplicará a todos los trabajadores de Montrasa, sino solo a aquellos «sin ocupación efectiva», según explican los afectados. En la práctica, esto supone restringir el ERE a los 31 empleados que quedan de aquel conflicto, cuya readmisión se abordó precisamente ayer en el Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

«Se vuelven a vulnerar nuestros derechos fundamentales», clama el portavoz del colectivo

Los trabajadores consideran que no se han cumplido las sentencias judiciales que declaraban nulos sus despidos y obligaban a la empresa a readmitirles. El colectivo de 31 empleados fue reincorporado a la empresa y, durante un tiempo, se les estuvieron abonando los salarios sin que desempeñasen ninguna labor. Cabe recordar que Montrasa resolvió unilateralmente hace dos años el contrato con Alcoa, por lo que sus puestos de trabajo ya no existen.

En concurso

Derivado de todo este largo conflicto, la empresa declaró un concurso de acreedores, en el que se haya actualmente inmersa. En el propio escrito rubricado el martes se señala que este colectivo de trabajadores son «los mayores acreedores concursales de la empresa», mientras que «su cualificación profesional es ajena al sector de mantenimiento mecánico y calderería que supone la actividad principal y actualmente única de la empresa».

Los miembros de la comisión negociadora están convocados a las diez de la mañana de este viernes para rubricar el nuevo expediente de regulación, toda vez que se ha cerrado por mayoría y con la única disconformidad de CC OO, en desacuerdo tanto con la empresa como con el administrador concursal y con el sindicato UGT.