«Soy nieto de Miliki, pero vengo a hacer una cosa diferente a la de mi abuelo»

Emilio Feijoo Aragón, en Carlos Lobo antes de su actuación./MARIETA
Emilio Feijoo Aragón, en Carlos Lobo antes de su actuación. / MARIETA

«Siendo parte de la familia Aragón, uno se autoimpone la presión y quiere estar a la altura de lo que se espera del apellido»

ÁLVARO F. SÁNCHEZAVILÉS.

Emilio Feijoo Aragón es un artista que abarca disciplinas como la comedia, el baile, la actuación y la música. Nieto de Miliki e hijo de Rita Irasema, lleva toda su vida en los escenarios de toda España y parte del extranjero. Ayer actúo en la primera edición de Humor de Acera en la plaza de Carlos Lobo.

-¿Tenía claro desde joven que se quería dedicar al mundo del espectáculo?

-Desde que tengo once años, que empecé trabajando en el teatro con mi abuelo y con mi madre. Ya en aquel momento lo tenía clarísimo, de hecho ya con dieciséis estaba tocando, bailando y actuando por muchos sitios

-¿No le daba miedo lanzarse al mundo del espectáculo?

- Cuando eres pequeño y tienes una familia de artistas lo tienes bastante claro, quieres dedicarte a esto, pero luego cuando te haces adulto y ves que tienes que ganarte la vida así, pues empiezas a asumir una serie de miedos y un vértigo a que las cosas no saliesen bien.

-¿Alguna vez ha pensado en dedicarse a otra cosa?

- Sí. De hecho empecé a estudiar economía y luego estudié otra cosa hasta que enseguida me di cuenta de que lo que a mí me llena es el humor y la música, por lo que volví a escribir monólogos, comencé de forma paralela a compaginar e introducir la música en los monólogos y hasta hoy.

-¿Cuál es la disciplina en la que más cómodo se encuentra?

- Yo siempre he tenido mis amigos músicos que se dedicaban única y exclusivamente a la música y mis amigos cómicos que se dedicaban única y exclusivamente a la comedia, y luego estaba yo que compaginaba ambas y pensaba: «¿Y yo que soy?» Claro, yo hacia comedia, música y combinaba ambas, por lo que yo me considero un artista multidisciplinar.

-¿Su familia también es cómo usted o prefieren centrarse en una sola disciplina?

-Mi hermano Manuel es mago, guionista, actor y director, mi madre también abarcó muchísimas disciplinas, mi abuelo hizo de todo. En mi familia siempre hemos sido de intentar todo aquello que nos hacía sentir bien, al final el objetivo es vivir de aquello que te hace feliz.

-¿Siente presión por pertenecer a la familia Aragón?

-Por parte de mi familia no explícitamente, pero al final uno se autoimpone la presión y quiere estar a la altura de lo esperado. Pero luego en el ámbito profesional me ha pasado de llegar a actuar en sitios y que en vez de estar anunciado yo sea otro miembro de la familia el que está en el cartel. También me ha pasado de llegar a un espectáculo y me presentan como 'el nieto de Miliki', y tu te sientes como: «Yo vengo a hacer una cosa diferente a la que hacía mi abuelo».

-¿Cómo es el ambiente en casa de la familia Aragón?

-En mi casa, pese a lo que pueda pensar la gente, no era una fiesta continua. Vivíamos como cualquier otra familia normal, de hecho mi abuelo era una persona muy humilde y natural. Si tú eras un fontanero o un carpintero o alguien que viniera a nuestra casa a trabajar, mi abuelo te ponía un plato en la mesa comías con todos.

-¿Qué cree que hace falta para dedicarse al mundo del espectáculo?

-La condición principal es ser una persona humilde. A todo el mundo le gusta tener un buen ambiente y trabajar con personas humildes. Si un artista permite que su ego se imponga frente a los demás, va a tener una carrera muy corta.

-¿Cómo es la carrera de un cómico?

-Mi abuelo decía que un cómico «ha de estar siempre demostrando lo que vale». Cualquier cómico tiene una racha buena y en aumento de actuaciones, y si un día tiene una mala ya es un pinchazo del que recuperarse.

-¿Qué le ha parecido Avilés?

-Pues me parece una ciudad con mucha historia que contar y muchas calles que explorar, el casco histórico es precioso y la gente es súper amable . De verdad que me voy con ganas de volver.