Los nuevos accesos al PEPA entran en servicio tras quince años y 32,9 millones invertidos

El presidente de FADE, Belarmino Feito, y Luis Noguera, presidente de la Cámara de Avilés . / MARIETA
El presidente de FADE, Belarmino Feito, y Luis Noguera, presidente de la Cámara de Avilés . / MARIETA

La alcaldesa y el Principado resaltan el valor empresarial y medioambiental de una infraestructura «cuya obra ha sido compleja»

YOLANDA DE LUISAVILÉS.

«Hoy es uno de esos días que espera Avilés, ya que ve cumplida una de sus expectativas en materia de infraestructuras». La alcaldesa en funciones, Mariví Monteserín, valora así la puesta en servicio ayer de los nuevos viales de acceso al Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA). Destaca la importancia de esta carretera no solo para mejorar la logística de las empresas del polígono y el parque tecnológico que se engloba en él, sino también para profundizar en la reducción de la contaminación al eliminar el tráfico de camiones procedentes del PEPA por la zona urbana.

Ni los máximos responsables en materia de infraestructuras en el Principado, ni la propia alcaldesa trataron de ocultar los problemas de desarrollo que tuvo esta obra, que calificaron de «complicada», y que ya se comenzó a diseñar en 2004, como recordó el director general de Infraestructuras, José María Pertierra, que formaba parte de aquel primer equipo político que proyectó unos nuevos accesos al polígono industrial para evitar muchos kilómetros anuales al transporte de las empresas ubicadas en él y en su entorno, que hasta ayer tenían que dar un rodeo para entrar y salir del parque empresarial.

Pertierra fue el encargado precisamente de dar los datos de una obra «compleja», que finalmente costó casi 32,9 millones de euros, incluyendo los servicios técnicos, las expropiaciones y la propia construcción de la carretera. Son aproximadamente un millón y medio de euros menos que el precio por el que se licitó en el año 2007. Sobre su complejidad recordó la necesidad de mover torres de alta tensión, la dificultad de alcanzar un acuerdo para el 'pinchazo' con el Ministerio de Fomento y también la complicación de afrontar unos trabajos como estos en una autopista como la 'Y' que soporta 38.000 vehículos al día y que no puede ser cerrada al tráfico. El director general de Infraestructuras, en este sentido, agradeció también «el esfuerzo» de la unión de empresas que ejecutó la obra, Vías y Construcciones, OCA y Begar.

En la puesta en servicio de la nueva carretera estuvo también presente el consejero de Infraestructuras, Benigno Fernández Fano, y su antecesor en el cargo y ahora senador socialista por Asturias, Fernando Lastra, con el que se logró el acuerdo sellado entre el Ministerio de Fomento, dirigido entonces por el popular Íñigo de la Serna, el Principado y el Ayuntamiento para arrancar de nuevo, hace algo más de dos años y medio, las obras de unos enlaces que llevaban años paralizados.

La primera actuación

Dentro de las grandes infraestructuras que tiene definidas Avilés desde hace años esta es la primera que se concluye y eso también lo destacó la alcaldesa en su discurso. Recordó que ya existen acuerdos con el Principado y el Gobierno de España para las otras dos, la Ronda Norte y la integración del ferrocarril, precisamente la redacción del proyecto de esta última se adjudicó la pasada semana y de la primera se encargarán los servicios técnicos del propio Ministerio. «Tenemos encarrilados los grandes proyectos y vamos a seguir peleando para que sean una realidad en el menor tiempo posible», dijo Monteserín. Que consideró que «la colaboración y la unidad de acción son nuestra mayor fortaleza».