Los nuevos horarios de Renfe incrementan un 7,6% los viajeros de Cercanías en Avilés

Un tren de Renfe, ayer en la estación de Avilés. / OMAR ANTUÑA
Un tren de Renfe, ayer en la estación de Avilés. / OMAR ANTUÑA

Entre enero y mayo de este año utilizaron el servicio ferroviario 623.275 personas frente a los 579.396 del mismo periodo del pasado año

FERNANDO DEL BUSTOAVILÉS.

Buenas noticias para el tráfico ferroviario de Cercanías en la comarca. Y es que el primer semestre del año registra un incremento del número de viajeros del 7,6 por ciento. Así, entre enero y mayo del pasado año se registraron 579.396 usuarios en la línea C3, que une Oviedo con San Juan de Nieva y da servicio a los viajeros avilesinos. En ese mismo periodo del presente año la cifra asciende a 623.275 viajeros, lo que representa un incremento del 7,6% de viajeros en los cinco primeros meses del año.

La clave del crecimiento se encuentra en noviembre 2017, cuando el entonces Ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anunció una modificación en las frecuencias en esta línea de cercanías.

Enero-mayo de 2018
579.396 viajeros.
Enero-mayo de 2019
623.275 viajeros
Evolución
Los cambios introducidos han incrementado un 7,6% el número de viajeros entre Oviedo y Avilés.
Cambios
Además del añadir un tren después de la llegada del último Alvia de Madrid, las nuevas frecuencias cubren hasta Avilés.

Al mes siguiente, el Consejo de Ministros aprobaba la modificación de la oferta ferroviaria que pasaba de 29 convoyes por sentido a 36, con salidas cada quince minutos en horas punta y ajustando los horarios a los de la cartelera de Oviedo-Madrid. Esta decisión respondía a una demanda histórica como era contar con un convoy después de la última llegada a Oviedo desde Madrid, que se registra pasada las once de la noche. Antes del cambio en el calendario, el último viaje hacia Avilés salía de la estación de la calle Uría poco después de las diez de la noche, con lo que los viajeros que llegaban en el tren de largo recorrido debían terminar su trayecto en taxi o en un vehículo particular.

La propuesta generaba muchas reticencias en Renfe, toda vez que en su momento ese tren se había suprimido por el escaso número de viajeros. De esta manera, el análisis de la línea llevó a plantear un incremento de los tramos horarios con más demanda y captar nuevos viajeros. De esta manera se buscaba equilibrar las cuentas sin dañar el servicio público ferroviario.

De esta manera, las nuevas salidas de Avilés pasan a establecerse cada cuarto de hora en las horas con mayor demanda, tanto en dirección a Avilés como a Oviedo. Así, los nuevos convoyes parten desde Avilés a las 10.18, 11.18, 12.47, 16.47, 17.47, 22.48 y a las 23.56. Y desde la ovetense estación de Llamaquique a las 9.56, 11.01, 12.02, 16.01, 17.01, 22.01 y a las 23.15 horas.

La decisión de incrementar las frecuencias no resultó sencilla de aplicar. Su coste alcanza los 1,74 millones de euros según los cálculos de Renfe, por lo que era necesario que el Ministerio de Fomento firmase con el operador ferroviario un contrato de servicio público para financiar la operación.

Sin embargo, una serie de complicaciones fueron retrasando la aprobación del documento. La más importante era la falta de Presupuestos Generales del Estado que, en 2018, no se aprobaron hasta junio, aunque habían entrado en el Parlamento en abril. Por el medio, la moción de censura que, en mayo, provocaba la salida de Mariano Rajoy del gobierno y el inicio de la estancia de Pedro Sánchez en La Moncloa.

De esta manera, pasaban seis meses hasta poder poner en marcha la maquinaria administrativa para autorizar la firma del contrato y, con ella el incremento de las frecuencias. Y es que el nuevo ministro de Fomento, José Luis Ábalos, no renunciaba a esa propuesta y la incluía dentro de las medidas para mejorar las Cercanías de Renfe en Asturias.

Finalmente, en noviembre de 2018, casi un año después del primer anuncio, se ponía en marcha el nuevo horario en la línea C 3 de Cercanías Asturias. El 19 de noviembre de 2018 comenzaba la aplicación de las nuevas frecuencias, con satisfacción por parte de los usuarios según recogía LA VOZ DE AVILÉS.

La reforma tenía una característica especial y es que las unidades quedan en Avilés, no siguen hasta San Juan de Nieva al considerar que el punto final de la línea no aportaría un número significativo de viajeros. De esta manera, este incremento de 43.879 viajeros se registra sólo en Avilés y evidencia la buena acogida que ha tenido la mejora del servicio.

De momento, no existen datos disgregados por frecuencias, por lo que no es posible saber el número de viajes que corresponde al último tren. Tampoco existe forma de conocer el número de usuarios del último Alvia en acudir al tren de las 23.20, aunque entra en la lógica pensar que aportará algún viajero al cierre de la jornada.

Lo que evidencia es la capacidad de incremento del número de viajeros en el transporte público, en este caso ferroviario, a poco de que se introduzcan mejoras, como puede ser el aumento de frecuencias. Teniendo en cuenta que en la línea Avilés-Oviedo aún existen unos cuantos campos de mejora, especialmente en la duración de los trayectos, cabe pensar que el número de usuarios puede seguir aumentando en el futuro.