El número de parados en la construcción y la industria se sitúa en niveles previos a la crisis

Un total de 480 avilesinos buscan trabajo en el sector industrial. /  MARIETA
Un total de 480 avilesinos buscan trabajo en el sector industrial. / MARIETA

A comienzos de este mes había 480 avilesinos sin empleo en el sector industrial, frente a los cerca de 1.500 de hace un lustro

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

La caída del desempleo, fundamentalmente en los dos últimos años, ha supuesto que las cifras actuales se sitúen en niveles de 2009, es decir, el primer año de la crisis. En Avilés, había a comienzos de este mes 5.678 personas sin empleo, hace nueve años el número era prácticamente el mismo, 5.793. La radiografía del paro revela que la creación de empleo en estos nueve años no ha seguido la misma línea en todos los sectores de producción. Aunque las cifras globales son similares, no sucede lo mismo con la distribución del número de parados según el sector de demanda de trabajo. La industria y la construcción son los que han tenido un mejor comportamiento en estos años de crisis y sus cifras se acercan ya mucho a las que había antes del pinchazo del ladrillo, por ejemplo, en el año 2006. En el caso de la industria, a comienzos de este mes de agosto había 480 avilesinos que buscaban trabajo en este sector y en 2006 eran 383, cifras muy bajas comparados con los cerca de 1.500 que llegaron a contabilizarse hace un lustro; en la construcción ahora son 542 y hace doce años eran 454. A principios de esta década también se superaba ampliamente el millar.

Por contra, el sector servicios está todavía muy alejado de aquellos datos previos a la crisis cuando había 2.699 demandantes de empleo e incluso ligeramente alejados del primer año en el que los problemas de la economía española se hicieron muy evidentes, 2009. Entonces había 3.579 desempleados en este sector y a principios de este mes había 3.864, prácticamente trescientos más. También ha crecido el paro en estos nueve años en la agricultura y la pesca, que contabilizaba 59 desempleados en 2009 frente a los 131 actuales. Los que buscan su primer puesto de trabajo también son más ahora, 661 frente a 423.

No obstante, ha sido el sector servicios el que mejor comportamiento ha tenido en el mes de julio en cuanto a contratación. Los dos meses de verano en los que crece notablemente el turismo y también las horas que se dedican al ocio son julio y agosto. Esto tiene su reflejo en que el sector servicios refuerza sus plantillas, fundamentalmente lo hacen bares, cafeterías, sidrerías, restaurantes, comercios y hoteles, lo que supone implicaciones directas sobre el empleo como se reflejan en las cifras del paro dadas a conocer por el Servicio Regional de Empleo este jueves.

En Avilés el sector servicios ha tirado de la contratación en julio como demuestra que a comienzos de agosto hubiera 130 personas menos inscritas en la lista del desempleo en este área que un mes antes. 3.864 avilesinos parados buscan trabajo en este sector frente a los 3.994 del mes anterior.

Coyuntura

El tipo de contratación que recogen las estadísticas en el mes de julio demuestra también que la creación de empleo es coyuntural, impulsada por la necesidad de personal en verano bien para sustituir a trabajadores de la plantilla de vacaciones o para reforzar los servicios que se prestan, ya que la cifra de contratos eventuales alcanza un porcentaje de casi el 90%. En Avilés, se firmaron 2.347 contratos temporales frente a solo 250 indefinidos.

En julio todos los sectores tuvieron un buen comportamiento en cuanto a la creación de empleo, aunque no en cifras tan significativas como el dedicado a los servicios. En la industria había a principios de este mes 39 avilesinos menos inscritos en las listas del paro, en la construcción eran catorce menos, en agricultura y pesca siete y 25 personas que buscaban su primer empleo lo habrían encontrado a lo largo del mes de julio.

El buen comportamiento del empleo no solo se vivió el mes pasado en Avilés, el resto de la comarca vio también rebajadas sus listas del paro. Solo Illas y Soto del Barco vieron crecer las listas del desempleo, ambos con un único parado más con respecto a junio. El resto de los concejos de la comarca sumaron empleo. En Castrillón se comenzó agosto con 1.219 parados, 64 menos que en el mes anterior; en Corvera la cifra de desempleados es de 1.196, 46 menos que en junio; Gozón restó 47 personas a la lista del paro y la deja en 493 desempleados; en Pravia hay 29 parados menos, en Muros de Nalón son tres y en Cudillero 30. Cifras que demuestran aún más que el buen comportamiento del turismo hace que el sector servicios haya optado por reforzar sus plantillas estos meses de verano. Y también hace prever que septiembre no vaya a ser un buen mes para el empleo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos