El número de robos con violencia e intimidación se multiplica por cinco

Una policía en las calles de la ciudad. / MARIETA
Una policía en las calles de la ciudad. / MARIETA

Las infracciones penales registradas en la ciudad en el primer semestre crecen un 1,1%, muy por debajo del 7,3% que se registra en Asturias

J. F. GALÁNAVILÉS.

Avilés sigue siendo una ciudad segura, pero no tanto como lo era hace un año. Al menos así se desprende del informe del Ministerio de Interior que refleja las infracciones penales registradas en los municipios de más de 30.000 habitantes a lo largo del primer semestre. Han subido un 1,1% en relación al mismo periodo del año pasado, muy por debajo de la media nacional, un 4,3% y más aún de la regional, que registra un repunte del 7,3%.

En Avilés llama la atención el ascenso en el número de robos con violencia, de cinco a veintiséis, un 420% más, y de delitos contra la libertad e indemnidad sexual. Se han triplicado, de tres a nueve, uno de ellos una violación con penetración. También han subido, aunque en menor grado, los delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria, los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones, y las detenciones relacionadas con el tráfico de droga. Por contra, descienden los hurtos, las sustracciones de vehículos y el resto de infracciones penales. En los primeros seis meses del año se han registrado un total de 973, once menos que entre enero y junio del año pasado.

Asturias registra junto con Castilla y León la sexta mayor subida del país, únicamente por detrás de Aragón, Baleares, Navarra, La Rioja y Ceuta. El número de delitos contabilizados asciende a 13.290, novecientos más que un año atrás, y el mayor repunte se observa en los delitos relacionados con el tráfico de drogas, un 114,6%. También crecen los tipificados como de lesiones y riña tumultuaria así como los robos con violencia e intimidación y en domicilios y los hurtos.

Los delitos contra la libertad y la indemnidad sexual se triplican, de tres a nueve

Pese al notable aumento registrado entre enero y junio, atendiendo a la tasa de infracciones penales de 2018, España es el tercer país más seguro de Europa, 45,61 delitos por 1.000 habitantes. Y Gijón y Oviedo figuran entre las ciudades más seguras, con 28,56 y 29,62 delitos por cada 10.000 habitantes.

En cambio los datos del primer semestre del año indican que esa tendencia puede estar cambiando. En Oviedo el número de infracciones penales creció un 6,8% y nada menos que un 12,1% en Gijón, con ascensos en todos los apartados excepto en homicidios, de tres a uno, agresiones sexuales con penetración, ninguna frente a dos en el primer semestre de 2018, y robos con violencia e intimidación y con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones. En Langreo el número de delitos y faltas aumentó un 8,4% , mientras que en Mieres se redujeron en un 1%. La peor parte se la lleva Siero, municipio en el que crecen un 23,9%.

Avilés también puede considerarse una ciudad segura. La casilla de homicidios dolosos y asesinatos se mantiene en blanco y solo consta uno en grado de tentativa. Tampoco se han denunciado secuestros, y un reciente informe de las aseguradoras la señala como la cuarta ciudad española mayor de 75.000 habitantes más segura en cuanto al riesgo de sufrir un robo.

Temas

Avilés