Santa Apolonia aprueba las obras

Santa Apolonia aprueba las obras
José Horta, vecino de Santa Apolonia, posa en la nueva acera y junto a la calzada recientemente asfaltada. / MARIETA

Vecinos, hosteleros y comerciantes dan el visto bueno a los trabajos de renovación de la calle

EVA FANJULAVILÉS.

«Fue duro porque fue mucho tiempo con ruido y polvo, pero el resultado ha merecido la pena», aseguran la mayoría de los vecinos de Santa Apolonia cuando se les pregunta por el resultado de las obras acometidas en la calle durante el último año. La satisfacción es la nota general entre el vecindario, los hosteleros y los comerciantes de una de las principales arterias de tráfico de la ciudad.

«Han durado muchos meses y supusieron muchas molestias, pero la calle quedó fenomenal. Además, aportan más calidad a un barrio que estaba totalmente abandonado», comenta José Horta que lleva 55 años residiendo en la zona. Muchos hosteleros y comerciantes de la zona comparten esta apreciación positiva. «La calle quedó estupenda con un aspecto increíble y todos los clientes lo comentan. Las nuevas farolas han mejorado muchísimo la iluminación en la zona y eso se agradece mucho», asegura Mari Paz Suárez Fernández, propietaria de la confitería Josmar.

Ahora los responsables de los establecimientos esperan que la reforma suponga un activo para sus negocios tras un largo periodo de obras no exento de complicaciones, sobre todo para el sector de la hostelería. «Ha sido un año complicado pero está quedando bastante bien y esperamos que sea para mejor. Antiguamente, estaba la calle y el asfalto fatal. Poner la terraza era todo un reto por la polvareda que había, así que ahora espero que la gente se anime a disfrutar en el exterior del local», afirma el hostelero Iván López, propietario del café Carpe Diem.

Uno de los aspectos más llamativos del cambio sufrido en la zona es la amplitud de las nuevas aceras. Una transformación del espacio peatonal que genera diferentes opiniones entre los vecinos de Santa Apolonia. Mientras Mari Paz Suárez señala que el nuevo pavimento «ahora te anima a pasear, antes había tramos muy estrechos y todo eso cambió», otros, como José Horta, consideran que «ocupan demasiado, son excesivamente amplias, pero si las leyes las marcan así, habrá que asumirlo y es la única pega que le pongo al cambio».

Los que sí parecen agradecer la mejora del pavimento y de los accesos son las personas mayores o con movilidad reducida, que aseguran que «ha sido un gran cambio».

Es el caso de Tina Gutiérrez, una avilesina de avanzada edad que llevaba meses sin poder visitar la casa de su hija, residente en la zona. «Hacía al menos dos o tres meses que no venía, tengo mal una pierna y con las obras aquí no se podía entrar. Y ahora es como estar en el centro, está estupendo, sobre todo para cruzar a la carretera», asegura.

Las labores de asfaltado de la carretera pusieron el punto final a las obras de renovación de la calle Santa Apolonia. Los trabajos de pavimentación de las aceras y del asfaltado acometidos han supuesto un importante cambio estético y funcional en la zona. Una renovación que también ha afectado a las infraestructuras de los servicios municipales de abastecimiento de agua y de saneamiento. De hecho, tras observar el envejecimiento del colector de la zona, con roturas en algunos tramos, el Ayuntamiento decidió acometer su completa reparación.

Más

 

Fotos

Vídeos