Ocho empresas optan a convertir el Virgen de las Mareas en la Escuela del Deporte

La biblioteca del Colegio Virgen de las Mareas. / MARIETA
La biblioteca del Colegio Virgen de las Mareas. / MARIETA

La Consejería de Educación continúa con la tramitación de una reforma que se compaginará con la actividad del colegio el próximo curso

YOLANDA DE LUISAVILÉS.

La transformación del Colegio Virgen de las Mareas para convertirse en la sede del Centro Integrado de Formación Profesional (CIFP) del Deporte sigue dando pasos administrativos. La oposición de la comunidad educativa del colegio de Jardín de Cantos no ha conseguido paralizar un proceso en el que de momento ya se sabe que el contrato para realizar las obras necesarias cuenta con ocho ofertas de constructoras.

Son las de Coto Estudios y Construcciones, Arposa 60, Hermanos Sampedro Construcciones, Edanor, Construcciones Martínez Monasterio, Obras Viales e Infraestructuras Norte, Esvedera Obras y Reformas, y la unión temporal de empresas formada por Oca Construcciones y Proyectos, y Terra Ingenieros. El objetivo inicial que se había marcado la Consejería de Cultura y Educación, que financia esta obra que tiene un presupuesto de casi 220.000 euros, es que las obras puedan iniciarse ya en este año. Los trabajos tendrán que ordenarse de forma que no afecten al funcionamiento normal de la actividad docentes del Colegio Virgen de las Mareas, que este curso seguirá impartiendo sus clases en este edificio.

La casa del conserje y las tres aulas de educación infantil del Virgen de las Mareas serán las que más obra necesiten para adecuar estas instalaciones a su futuro uso como sede del CIFP del Deporte. Se sitúan en el cuerpo lateral oeste en una sola planta con patios posteriores. En esta zona se demolerán todos los tabiques existentes para redistribuir el espacio y convertirlo en el aula físico técnica con almacén, un taller de bicicletas, una sala de atención a las familias, tres aseos (uno de ellos accesible) y el pasillo distribuidor. Por ello, la intervención incluye tabiquería, pintado, pavimentos, iluminación, ventilación, adecuación de la calefacción, protección contra incendios, alicatados, fontanería y saneamiento en aseos.

La intervención mayor afecta a la casa del conserje y las aulas de educación infantil

Accesibilidad

La accesibilidad es uno de los aspectos que también obliga a realizar obras como el cambio de algunas puertas que no se adaptan a la normativa al ser de 72 centímetros de paso. Los vestuarios, que serán mejorados en general retirando parte de los alicatados que se encuentran en algunos casos incluso desprendidos, también tendrán una rampa que garantiza el acceso a personas con movilidad reducida y uno de ellos será adaptado.

Hay otras obras menores de mejora como colocar un segundo pasamanos en la escalera, la reparación del pavimento exterior del porche o bien la colocación de nueva señalética de evacuación o la sustitución de los vidrios de la puerta principal que estén rotos. Sin embargo, la otra gran intervención se dará en el gimnasio. Dada la presencia de humedades en el pavimento y el uso intensivo que va a tener a partir de ahora se ha optado por sustituir el pavimento de tarima actual.

El proyecto contempla también la intervención sobre la cubierta para solucionar los problemas de humedades y en los patios exteriores del cuerpo oeste del edificio se plantea que se puedan realizar actividades físicas incluso fuera del horario de uso del edificio principal, se ha proyectado un nuevo acceso desde el exterior. Así, se ejecutará una rampa exterior para salvar los desniveles, renovando y cambiando la apertura de la puerta ya existente. En este ámbito también se prevén en el proyecto diseñado por la arquitecta María Nélida Avello, se incluyen otras pequeñas rampas para salvar el desnivel entre los patios posteriores y el interior de la edificación. Además, los cuatro patios existentes actualmente pasarán a convertirse en dos para contar con más espacio para el desarrollo de las actividades propias de la Escuela del Deporte.

Temas

Avilés