La oficina de vivienda informó a 36 personas sobre ayudas a la rehabilitación de edificios

En la mayoría de los casos el servicio municipal asesoró a presidentes de comunidades de vecinos

L. V. AVILÉS.

La Oficina Municipal de Vivienda de Avilés atendió a un total de 36 personas durante el primer mes de asesoramiento técnico en materia de ayudas a la rehabilitación de inmuebles. Entre estos trabajos subvencionables se incluye la ejecución de las obras que tengan por objeto subsanar las deficiencias detectadas por la realización de Informes de Evaluación de Edificios (IEE), obligatorios en viviendas de más de 50 años.

A través de esta labor de asistencia, que comenzó a desarrollarse el 11 de febrero, el Ayuntamiento de Avilés pretende facilitar a las personas potencialmente beneficiarias el poder llevar a cabo, con antelación suficiente, las acciones encaminadas a disponer de la documentación necesaria una vez se abra el plazo de presentación de solicitudes.

La Oficina Municipal de Vivienda convoca a quienes previamente lo soliciten a un encuentro en el que son asesoradas por parte de un arquitecto municipal. En esta reunión se les hace entrega de una carpeta que incluye documentación basada en la convocatoria de ayudas a la rehabilitación que el Principado de Asturias resolvió en 2018, con el objetivo de que puedan anticiparse a los requisitos que previsiblemente figurarán en la próxima convocatoria de 2019.

En estas reuniones se informa, bien a las personas propietarias únicas de edificios de tipología residencial de vivienda colectiva, o bien a las administradoras legales de la comunidad de vecinos, sobre la documentación administrativa y técnica que será necesario aportar una vez se convoquen las ayudas.

Entre el 11 de febrero y el 15 de marzo se registraron 41 solicitudes de cita previa. 21 correspondieron a personas en calidad de presidentas de su comunidad de vecinos, cinco a empresas constructoras, cuatro a administradoras de fincas, cuatro a propietarias de edificios, tres a secretarias de la comunidad de vecinos, tres a propietarias de viviendas unifamiliares y una a un arquitecto/aparejador.