Once desfibriladores para campos de fútbol y polideportivos

Un desfibrilador portátil en La Toba. / MARIETA
Un desfibrilador portátil en La Toba. / MARIETA

El Ayuntamiento destina casi 60.000 euros a dotar sus instalaciones deportivas y el Edificio Fuero de estos equipos para la parada cardiaca

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

El Ayuntamiento ha iniciado los trámites para dotar varios campos de fútbol y polideportivos de la ciudad de desfibriladores. Lo hace a través de un contrato que tramita la Fundación Deportiva Municipal y que permitirá contar con estos equipos de auxilio en caso de parada cardiaca en el Complejo Deportivo Avilés (donde se instalarán dos), en los polideportivos de La Magdalena, Jardín de Cantos, La Toba, La Luz y de Los Canapés y en los campos de fútbol de La Luz, El Quirinal y el Muro de Zaro. Además, el Edificio Fuero también tendrá un desfibrilador.

Según se recoge en las bases de la licitación, los desfibriladores deben tener unas características concretas. Concretamente se pide que cuente con once pares de electrodos de adulto y otros tantos pediátricos con sus correspondientes juegos de parches autoadhesivos y desechables con una vida útil mínima de dos años y baterías. Además, se indica que le desfibrilador deberá incorporar además un maletín de transporte y el kit de primeros auxilios de reanimación cardiopulmonar de primer interviniente, es decir, el juego de guantes de latex, la mascarilla de ventilación, una rasuradora y unas tijeras para cortar la ropa y gasas. A todo ello se suman las once cabinas necesarias para colocar este equipo sobre la pared.

El adjudicatario de este contrato, valorado en casi 60.000 euros, también se encargará del mantenimiento y la sustitución de los equipos si fuera necesario. Tendrá que instalarlos en el plazo de un mes una vez que se resuelva la contratación por parte de la Fundación Deportiva Municipal.