La oposición exige una comparecencia para explicar el desalojo de la perrera de La Luz

El edil Miguel Ángel Balbuena supervisa el desalojo de la perrera ilegal de La Luz. / MARIETA
El edil Miguel Ángel Balbuena supervisa el desalojo de la perrera ilegal de La Luz. / MARIETA

Somos, Izquierda Unida y Ganemos piden al concejal Miguel Ángel Balbuena que de cuenta ante el Pleno de la gestión del cierre

RUTH ARIAS AVILÉS.

Los grupos de izquierda exigen el concejal de Servicios Urbanos, Miguel Ángel Balbuena, comparezca ante el Pleno para dar cuenta de las gestiones que se hicieron con respecto a la perrera ilegal de La Luz y que desencadenaron en su desalojo el jueves de la semana pasada. Somos, Izquierda Unida y Ganemos registraron ayer una moción que se debatirá en la sesión del próximo jueves, en la que solicitan que el edil informe sobre este asunto y se someta además a las preguntas de los grupos.

De momento, el escrito cuenta con el apoyo de los nueve concejales firmantes, a los que podrían unirse otros tanto del gobierno como de la oposición. «Queremos que quede bien explicado y, sobre todo, que no se criminalice a nadie», señala la concejala de Izquierda Unida, Carmen Conde, que considera que la sociedad avilesina está muy polarizada sobre este asunto y se están vertiendo muchos comentarios negativos y acusatorios contra los gestores de este albergue ilegal de animales que durante más de una década se ocupó de atender a muchos de los perros que se abandonaban en la zona Avilés, en ausencia de una perrera legal, que ahora se está tramitando.

A pesar de que las primeras contra esta instalación fueron interpuestas en el año 2005, nunca hasta ahora se había dado una orden ejecutiva de desalojo. El Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil, el Seprona, realizó varias inspecciones en la perrera, señalando varias deficiencias en sus instalaciones y, sobre todo, su carencia de las licencias necesarias para desarrollar la actividad, pero nunca se había pasado de ahí. Las cosas cambiaron hace algo más de un año, debido a una denuncia presentada por la Fundación Protectora de Animales del Principado en la que intervino la Fiscalía. La actuación de esta institución obligó al gobierno local a intervenir para poner fin a una situación a todas luces irregular, pero que venía solventando una carencia no solo del Ayuntamiento de Avilés, sino de toda la comarca.

El Seprona volvió a personarse en las instalaciones de La Luz, señalando que carecían tanto de licencia de apertura como autorización para la edificación de las casetas que allí se habían levantado para albergar a los animales, que tampoco eran adecuadas para impedir su evasión. Los agentes que realizaron la última inspección, hace ahora algo más de un año, hicieron notar, no obstante, que los animales recibían cuidados, comida y agua suficientes para satisfacer sus necesidades, y que la gestión del agua residual y el estiércol no entrañaban peligros ni para los animales ni tampoco para los humanos.

Más información

Con todo esto sobre la mesa, y después de que las partes implicadas presentasen las oportunas alegaciones, que fueron rechazadas en todos los casos, el Ayuntamiento decretó el pasado mes de marzo una orden para que los gestores del albergue de animales de La Luz no solo cesasen la actividad, sino que demoliesen las casetas que se habían ido construyendo en todos estos años, que ni tenían autorización ni se considera que cumplan «las debidas condiciones de seguridad, salubridad y ornato público».

El nuevo albergue

El desalojo de la perrera ilegal de La Luz coincide en el tiempo con la tramitación de la creación de un albergue mancomunando de animales en la comarca, del que formarán parte doce municipios: Avilés, Castrillón, Corvera, Illas, Pravia, Soto del Barco, Muros de Nalón, Gozón, Carreño, Llanera, Las Regueras y Candamo. En el mismo Pleno del próximo jueves en el que se votará la comparecencia de Miguel Ángel Balbuena se aprobará también el cambio de estatutos del consorcio creado para gestionar este nuevo albergue. Se ratificará así la entrada de seis concejos que no estuvieron en la firma inicial y se cambiarán por este motivo los porcentajes de participación en el mismo.

La construcción y puesta en marcha de la perrera no será, no obstante, inminente y, si todo marcha bien y no surgen problemas, abrirá sus puertas dos décadas después de la primera moción aprobada en el Ayuntamiento de Avilés para crear un albergue. Desde el año 2005 hay 130.000 euros reservados en el presupuesto para este fin, que no han sido utilizados desde entonces.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos