Un informe tumba la ordenanza del asturiano de Avilés por no ser lengua oficial

Un informe tumba la ordenanza del asturiano de Avilés por no ser lengua oficial

Los servicios jurídicos señalan que el Consistorio no tiene potestad para regular la llingua

R. A. AVILÉS.

Avilés no tendrá, al menos por el momento, una ordenanza sobre el uso del asturiano. La decisión de redactar una se había tomado por acuerdo plenario hace alrededor de dos años y medio, y el texto estaba listo, pero ha sido tumbado por un informe de los servicios jurídicos municipales, que consideran que, al no tener la llingua rango de oficial, el Ayuntamiento «no tiene competencia para regular el uso del bable, dentro o más allá de los límites del municipio».

La iniciativa de crear la ordenanza había partido de Somos, que recuerda que ya hay una docena de concejos asturianos con ordenanzas prácticamente iguales a la que se proponía para Avilés, entre ellos Gijón, Mieres, Llanera o Laviana, donde el texto se aprobó con el actual secretario general de la FSA, Adrián Barbón, como alcalde, aunque el informe señala que hay una línea jurisprudencial que ya anuló las ordenanzas de Langreo y Noreña.

«Después de dos años y medio, esto no me parece serio», señana el edil de la formación morada Xune Elipe, que asegura que la Ley de uso y promoción del asturiano reconoce el derecho de los ayuntamientos a adoptar medidas «para asegurar la efectividad del ejercicio de los derechos lingüísticos».

La concejala de Cultura, Yolanda Alonso dice que «no es jurídicamente posible» tramitar la ordenanza, y asegura que el informe «no es una excusa ni un parapeto», y recuerdan que en el Pleno, el PSOE votó a favor de redactar una ordenanza, que iba a basarse «en el texto aprobado en otros municipios antes de que TSJA se pronunciara sobre su ilegalidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos