El PSOE, optimista sobre la posibilidad de lograr un acuerdo para las Ordenanzas Fiscales

El PSOE, optimista sobre la posibilidad de lograr un acuerdo para las Ordenanzas Fiscales
La concejala de Hacienda, Raquel Ruiz. / `P. BREGÓN

La concejala de Hacienda defiende que «no tiene sentido pedir bajadas de impuestos y a la vez plantear subidas para partidas del presupuesto»

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

La concejala de Hacienda, Raquel Ruiz, espera conseguir apoyos suficientes para sacar adelante las Ordenanzas Fiscales del próximo año. Ayer aseguraba, tras una semana de negociaciones, que «en los últimos días hemos estudiado las propuestas que nos han trasladado los grupos. Estamos avanzando y hemos dado los pasos necesarios para llegar a un acuerdo», aunque reconocía la complicación de lograr un consenso recordando que actualmente en el Ayuntamiento de Avilés, además del PSOE, hay seis grupos políticos, sumando los no adscritos, «son seis planteamientos distintos que tienen que encajar con nuestras necesidades de ingresos», dijo.

En este sentido, la edil socialista insistió en que «reclamar una bajada de impuestos mayor a la que hemos propuesto desde el gobierno no encaja con el cumplimiento del objetivo de estabilidad que establece el plan presupuestario del Ayuntamiento». Y añadió que «reducir más los ingresos, como propone algún grupo, daría lugar a una mayor pérdida de recursos e implicaría, de aceptarla, que habría que decidir qué otras figuras impositivas se incrementan». Porque, según señaló, «no tiene sentido proponer mayores bajadas de impuestos y a la vez plantear destinar más dinero para algunas partidas del presupuesto».

Recordó el planteamiento realizado por Ganemos para subir el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) un 10% y con ese aumento de los ingresos reducir otras tasas como el primer tramo del agua que pagan los comercios, hasta siete metros cúbicos, el IBI y subvencionar los libros escolares. «Hemos trasladado nuestra respuesta al grupo de Ganemos y esperamos conocer su postura en los próximos días», avanzó la edil de Hacienda.

Raquel Ruiz aseguró que el equipo de gobierno municipal ha estudiado todos los planteamientos realizados por la oposición «y hemos dado respuesta a aquellos que son coherentes con las necesidades municipales». Entre ellos citó cuestiones relacionadas con políticas de medio ambiente y de fomento del empleo, «que hemos visto necesario implantar y que, como ya hemos trasladado a los proponentes en las diferentes reuniones, vamos a aceptar».

En cuanto al Impuesto de Bienes Inmuebles, el IBI, recordó que su partido ha planteado la congelación del recibo medio después de que el Ayuntamiento se acogiera a la posibilidad de reducir los valores catastrales en un 7%. Defendió el planteamiento de congelación de este impuesto porque esta bajada de los valores de las viviendas implicará también menores ingresos para las arcas públicas por las plusvalías municipales, el impuesto de sucesiones y donaciones, el de transmisiones patrimoniales e incluso el IRPF.

Pero, además, añadió que habrá también reducción de ingresos por una serie de bonificaciones en los impuestos como la planteada por los no adscritos con respecto al Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) por obras de mejora de la eficiencia energética y de aprovechamiento de la energía solar o también por las obras que se acometan al inicio de una actividad empresarial.

En todo caso insistió en la voluntad negociadora del equipo de gobierno y dijo que «no es sencillo que todos vayamos a estar de acuerdo en todo, pero nuestra intención es agotar todas las vías de negociación para alcanzar un acuerdo beneficioso para la ciudadanía».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos