El paseo de la ría llevará el nombre de Manuel Ponga

El consejo de administración aprueba por unanimidad homenajear al que fuera alcalde y presidente de la Autoridad Portuaria

F. B. AVILÉS.

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Avilés aprobó ayer por unanimidad dar el nombre de Manuel Ponga, fallecido el pasado 31 de diciembre, al paseo de la ría. De esta manera, se homenajeará al que fuera presidenta de la Autoridad Portuaria entre el 14 de diciembre de 1999 y el 28 de septiembre de 2007, además de ser el primer alcalde de la democracia y Delegado del Gobierno de Asturias.

Después de dejar la presidencia de la Autoridad Portuaria, Manuel Ponga dio un paso atrás en la actividad política, si bien nunca dejó su militancia de base en la Agrupación Socialista de Avilés. Su fallecimiento el pasado 31 de diciembre supuso en duro golpe para los socialistas avilesinos, donde era todo un referente, además de para muchos ciudadanos que siempre recordarán con cariño su compromiso con Avilés y también su sencillez.

El paseo de la ría es, además, una obra emblemática de la trayectoria política de Manuel Ponga. Comenzó el expediente bajo el nombre de 'Mejoras en la avenida Conde de Guadalhorce' en octubre de 2003 y las obras se iniciaron en 2004 con un presupuesto de 2.025.215,76 euros, impuestos incluidos. Los trabajos concluían en enero de 2005 y, en mayo de 2009, se instalaba la escultura de Benjamín Menéndez, 'Avilés'.

La intervención escultórica impactaba desde el principio y, al mismo tiempo, se convertía en un símbolo de una nueva ciudad que no olvidaba su pasado como representan esos tres conos con un alto contenido evocador: las torres siderúrgicas que se tambalean, el movimiento de una grúa o los mástiles de las embarcaciones.

La obra permitía recuperar un espacio que se encontraba muy deteriorado, especialmente el muro de ribera, pero sobre todo se reforzaba el paseo que permitía que la ciudadanía avanzase en la recuperación de su fachada y vocación marítima. Para reforzar la vocación del paseo, se creaba un espacio ajardinado entre la zona destinada a los peatones y la avenida del Conde de Guadalhorce que, por su naturaleza, soporta un alto tráfico rodado.

Además, coincidía con el inicio de los trabajos, en 2003, para retirar los lodos siderúrgicos en el cauce alto, con lo que se entiende el revulsivo que significa en la relación de los avilesinos con la ría. De esta manera, Ponga protagonizaba en la primera línea uno de los grandes objetivos de su primer mandato como alcalde: recuperar una ría saneada.

La presencia de Manuel Ponga en la Autoridad Portuaria dejó otras obras de gran importancia. Así, le correspondió iniciar la ampliación portuaria de la margen derecha, fundamental para el desarrollo del sector eólico y las grandes piezas de metal; impulsó la construcción de la Nueva Rula y la ampliación del muelle pesquero.