Un niño de diez años se estrella con su patinete eléctrico contra un vehículo en el centro de Avilés

Confluencia de la calle de La Cámara y la Plaza de España, donde se produjo el impacto. /Marieta
Confluencia de la calle de La Cámara y la Plaza de España, donde se produjo el impacto. / Marieta

El menor, que no llevaba casco como obliga la normativa municipal, sufrió una herida en una pierna

REDACCIÓNAvilés

Un patinente eléctrico ha vuelto a protagonizar un desagradable accidente en el centro de Avilés. En torno a las cuatro de esta tarde se produjo una colisión entre un vehículo, modelo Nissan Qashqai, y una patinete eléctrico en la calle de la Cámara, justo a la altura de la entrada de la Plaza de España. El patinete era conducido por un niño de diez años y circulaba en sentido ascendente, incumpliendo las ordenanzas municipales que solo les permiten circular por las vías marcadas como residenciales limitadas a 30 kilómetros por hora. Además, el menor circulaba sin casco, que en este caso es de uso obligatorio por la edad del niño y la potencia del patinete eléctrico.

El impacto se produjo cuando el coche salía de la calle de La Fruta a poca velocidad, por lo que el menor tan solo sufrió heridas leves en una pierna y el vehículo, conducido por un avilesino de treinta años, algunos arañazos.

Este tipo de accidentes son cada vez más frecuentes a medida que se populariza el uso de estos vehículos, cuyo uso no está regulado por las ordenanzas municipales avilesinas. Estos nuevos patinetes se encuentran en un limbo legal, ya que la normativa municipal recoge cómo deben circular y por qué zonas los monopatines y patinetes sin motor, pero no estos eléctricos, que no se utilizaban en el momento en el que se redactó la norma.

Por tanto, su lugar ahora mismo no son las aceras ni tampoco la calzada, pero lo cierto es que cada vez hay más y que están ocasionando conflictos con los peatones por la velocidad que pueden llegar a alcanzar y lo poco visibles que son entre la gente.