Así comenzó la trifulca entre dos familias de Corvera y Avilés

Golpes, gritos y bastonazos fueron la primera respuesta a un supuesto caso de violencia machista

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

La pelea entre dos familias gitanas, una de Avilés y otra de Corvera, se inició el pasado 2 de agosto en la zona de La Rozona, supuestamente por un caso de violencia doméstica. La discusión se inició el pasado dos de agosto en Corvera para trasladarse luego a Avilés, a Villalegre, donde la trifulca, en la que participaron más de una treintena de personas, fue disuelta por un amplio dispositivo policial en el que participaron agentes de la Guardia Civil, la Policía Nacional y las locales de ambos concejos.

Ahora podemos ver cómo fueron esos primeros momentos, en los que uno de los implicados se sube a una furgoneta y comienza a recibir golpes, puñetazos y bastonazos del resto sin poder apenas defenderse. Algunos hombres intentan detener a los agresores, y el conductor trata de emprender la marcha con el riesgo de atropellar a algunos de los implicados.

Los ánimos parecen calmarse poco después, pero solo lo parecen. La pelea continúo en Villalegre e incluso al día siguente, cuando las fuerzas de seguridad volvieron a tener que intervenir en La Rozona, donde en esta ocasión se enfrentaban un padre y un hijo de una de las familias.

Según ha podido saber este diario, el origen del conflicto son los malos tratos en el seno de una pareja. La mujer habría decidido abandonar el hogar familiar para regresar con sus padres a Avilés, lo que ocasionó los primeros enfrentamientos. Desde ese fin de semana, no han vuelto a tenerse, sin embargo, noticias de más conflictos.