La perrera ilegal de La Luz echa el cierre

Las instalaciones de La Luz han quedado completamente vacías cinco meses después del inicio del desalojo. / L. P.
Las instalaciones de La Luz han quedado completamente vacías cinco meses después del inicio del desalojo. / L. P.

Cinco meses después de la aplicación de la orden de desalojo La Protectora logra sacar a todos los animales | Los últimos cuatro salieron ayer para una casa de acogida y una guardería, ahora la propiedad limpiará la finca

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

Tras años en los que una vecina de La Luz se encargaba de recoger perros abandonados y de cuidarlos en una finca de la zona, el pasado 5 de julio la policía entraba en esos terrenos y se procedía a cumplir la orden de desalojo dictada por el juzgado. Han transcurrido cinco meses desde entonces y ayer la Fundación Protectora de Animales de Asturias, la encargada de hacer efectivo el traslado de los animales, celebraba la salida de los últimos cuatro perros, de los 153 iniciales, que permanecían todavía en el recinto. La Policía Local se encargó de levantar el acta que confirma el total desalojo de lo que se había convertido en un albergue ilegal en el que las condiciones en que se encontraban los perros iban empeorando.

Las 'instalaciones' han quedado definitivamente clausuradas y ahora la propiedad de los terrenos se encargará de desmantelar las casetas que se fueron construyendo con material de todo tipo para ir acogiendo a una población creciente de perros abandonados en una comarca que no cuenta con un albergue regular desde que en 2001 se desalojó el de La Xana, construido en San Juan.

Más información

Alejandra Mier, secretaria de La Protectora, destacaba la importante respuesta que han dado otras entidades animalistas y también personas particulares que han permitido llevar a cabo este desalojo de una cifra tan importante de perros, sería como dejar sin animales el albergue de Oviedo, por ejemplo, en tan poco tiempo. En las instalaciones de La Luz quedaban ya en estas últimas semanas solo seis animales. Dos fueron trasladados el miércoles a las instalaciones de La Protectora en Siero, mientras que otro de ellos irá a una casa de acogida en Arriondas hasta que se le pueda encontrar un hogar definitivo. El destino de los otros tres restantes, tres hermanos de camada, ha sido una guardería canina hasta que sean adoptados o se les pueda llevar a las instalaciones de la entidad protectora al salir otros animales que ahora están en ellas.

Después de este largo proceso para ir sacando paulatinamente a los animales de la finca de La Luz y ser tratados veterinariamente para recuperar su salud y salubridad, en el centro de La Protectora quedan solo media docena de perros procedentes de este albergue ilegal, mientras que una cantidad similar están en casas de acogida esperando un dueño definitivo. Para Mier, «son muy buenas cifras y una demostración de que la respuesta al llamamiento ha sido genial». Otros animales permanecen en instalaciones de otras entidades asturianas, de otras provincias cercanas y hasta de Sevilla, que también se pusieron manos a la obra con La Protectora para conseguir el desalojo de La Luz. Es el caso de Alma Animal, por ejemplo, que además colaboraba con la atención a los perros que iban quedando en el recinto de Avilés.

Dos voluntarios de La Protectora se encargaban de ello cinco días de la semana y otros tantos de Alma Animal lo hacían los otros dos días en los últimos dos meses, cuando el número de perros ya se había visto notablemente reducido. Pero en este largo proceso fueron muchos más los voluntarios que colaboraron para llegar a un final 'feliz', sobre todo al principio. «Contamos con colaboración de muchos voluntarios, de muchas asociaciones y también entidades de otro tipo como tiendas de productos animales, así como veterinarios a los que también hay que reconocer el gran esfuerzo realizado», afirma Alejandra Mier ahora que se da por finalizado el desalojo.

Adopción internacional

En este proceso la adopción internacional ha sido un aliado importante también de La Protectora de Animales de Asturias. A lo largo de estos cinco meses se han montado desde la entidad distintos dispositivos que han permitido viajar a Alemania, Holanda y Suiza muchos animales recogidos en La Luz. Mier es una gran conocedora de la realidad internacional, concretamente la europea, en materia de protección y adopción animal.

Destaca la alta concienciación existente en estos países en cuanto al cuidado de los animales de compañía. «La conciencia ciudadana del cuidado de los perros está a años luz de la que existe en España. Aquí las protectoras estamos desbordadas por el alto número de animales que se abandonan, sin embargo en estos países muchas de las protectoras y albergues tienen lista de espera de gente que quiere llevarse a un animal adoptado a su casa», señala. De ahí que para el desalojo de La Luz los contactos de su entidad en el extranjero han sido fundamentales para que hoy alrededor de una treintena de los perros avilesinos ya estén en hogares de esos países. Aún así, no serán los últimos, ya que La Protectora prepara un nuevo viaje para el próximo mes de enero.

En la página web de La Protectora se pueden ver a todos los animales en adopción y también imágenes de los 'finales felices' de los que disfrutan la mayoría de ellos.

 

Fotos

Vídeos