Los perros, doblemente abandonados en Avilés

Lucía González, con el perro que se encontró el domingo. / LVA
Lucía González, con el perro que se encontró el domingo. / LVA

La clínica Terán custodia una treintena de animales recogidos en la ciudad, por cuyo cuidado cobra alrededor de 10.000 euros mensuales Dos vecinas denuncian que la Policía se negó a recoger animales y el Ayuntamiento lo atribuye a un despiste de los agentes

RUTH ARIAS AVILÉS.

Dos vecinas han denunciado en los últimos días una situación que se estaría dando cuando alguien se encuentra un perro abandonado en la calle. El procedimiento habitual y el que marca el protocolo, es llamar a la Policía Local, que es la que debe dar el aviso a la Clínica Terán, con la que el Ayuntamiento tiene un contrato para la recogida de animales errantes, para que se hagan cargo del can. Eso es lo que ellas hicieron en ambos casos, pero su sorpresa fue que los agentes que respondieron al teléfono les contestaron que en Avilés no había recogida de animales.

«Me dijeron que no había servicio de recogida, que o me llevaba yo el perro o lo dejaba en la calle», asegura Lucía González, que el domingo se encontró a un animal solo y sin microchip en San Cristóbal. «Al final me lo llevé porque casi se lo lleva por delante un coche», dice, Desde entonces está en La Braña, en casa de una amiga suya veterinaria. «No lo meten en ningún albergue», denuncia.

Algo similar sucedió hace unas semanas en La Luz, donde otra mujer se encontró un perro y, cuando llamó a la policía, le dieron el mismo mensaje: que no tenían medios ni funciones para recoger al ejemplar, que ya no había contrato con Terán y que, si el perro no estaba microchipado y no era posible localizar al dueño, nada se podía hacer.

La situación, en realidad, es otra. El contrato con la clínica finalizó antes de que el nuevo se sacar a concurso, pero la empresa siguió prestando el servicio y luego pasó los gastos al Ayuntamiento, que tuvo que hacer una modificación del presupuesto que fue aprobada el pasado marzo. Se destinaron a este fin 111.202 euros, de los que 80.802 corresponden al servicio de los meses en los que no hubo contrato, desde enero del año pasado hasta septiembre.

«Informaremos mejor»

«La Policía sigue el protocolo, y el contrato es público, aunque quizás haya que difundirlo más», señala el concejal Miguel Ángel Balbuena, que asegura que se pondrá en contacto con Personal para que se insista a los agentes en que deben atender estas llamadas y comunicarse con la clínica. «Quizás haya algún agente que no lo sabe», disculpa. Advierte, eso sí, que si la gente se lleva el perro abandonado a su casa, la Policía no lo recogerá, por no poder certificar que ha sido abandonado.