«Me las encontré boca abajo y flotando, no braceaban»

Zona del área recreativa de Gavitos en la que tuvieron lugar los hechos. /LVA
Zona del área recreativa de Gavitos en la que tuvieron lugar los hechos. / LVA

Ramón González, entrenador del Club Náutico Ensidesa, fue el piragüista que encontró a las dos niñas ahogadas en el pantano de Trasona

Sheyla González
SHEYLA GONZÁLEZ

Ramón González, entrenador del Club Náutico Ensidesa, no olvidará la tarde del miércoles 3 de julio. Se encontraba en el pantano de Trasona junto a su mujer remando a última hora de la tarde. De pronto se vio envuelto en un rescate múltiple de dos niñas, de 10 y 11 años, que se habían caído al agua cuando celebraban un cumpleaños junto a su familia. «Vi dos bultos en el agua, pensé que eran dos carpas pero se me hizo raro. A medida que me fui acercando fue cuando me di cuenta que eran dos niñas», relata González, aún recuperándose del susto vivido.

«Me las encontré boca abajo, flotando y ya no braceaban», explica el piragüista, que no dudó en lanzarse al agua para rescatarlas. Primero sacó a una hacia la zona hormigonada. «Es una rampa muy empinada, no fue fácil sacarlas. Me ayudaron otros piragüistas que estaban en la zona», comenta Ramón González. Inmediatamente se lanzó de nuevo al agua para recuperar el cuerpo de la segunda niña. «Estaban bastante mal. Cuando las sacamos fue cuando empezamos a escuchar voces de la familia», recuerda el piragüista. Acto seguido comenzaron las tareas de reanimación, que tampoco fueron fáciles. «A la pequeña la conseguimos reanimar pero la otra estaba muy mal», comenta.

En pocos minutos un amplio dispositivo sanitario se presentaba en el área recreativa de Gavitos, estabilizaban a las pequeñas y se las llevaban de urgencia a la UCI pediátrica del HUCA. Finalmente, el suceso ha tenido el fatal desenlace de la muerte de las dos pequeñas. La mayor moría el pasado sábado y la más pequeña este jueves.

Más información

Temas

Trasona