«El plan de calidad del aire va bien, no se pueden interpretar los datos de forma torticera»

Benigno Fernández Fano, en un momento de la entrevista concedida a LA VOZ en su despacho de la viceconsejería. / MARIO ROJAS
Benigno Fernández Fano, en un momento de la entrevista concedida a LA VOZ en su despacho de la viceconsejería. / MARIO ROJAS

Benigno Fernández Fano | Viceconsejero de Medio Ambiente del Gobierno del Principado: «El Puerto de Avilés se ha gastado una fortuna, las empresas tienen unas inversiones impresionantes y el cierre de las baterías será otra mejora evidente en 2019»

ALBERTO SANTOS OVIEDO.

El desarrollo del plan de calidad del aire y la puesta en marcha del colector industrial -la última gran obra del saneamiento de la ría de Avilés-, son dos de los temas de mayor trascendencia en la agenda medioambiental de la ciudad. Benigno Fernández Fano (Muñás de Arriba, Valdés, 1956), viceconsejero de Medio Ambiente del Principado, defiende los avances alcanzados en una entrevista concedida a LA VOZ DE AVILÉS para repasar ambas cuestiones.

-El grado de ejecución del plan de calidad del aire es objeto de debate en la ciudad.

-A determinadas cosas prefiero no contestar, porque entonces tendría que contestar a quien está de forma torticera y muy malintencionada manejando este tema. Nosotros tenemos en Avilés una mejora evidente, y se va a producir en 2019 en cuanto baterías de cok se retire de ahí. ¿Estamos en una situación dramática en calidad del aire en Avilés? No lo estamos. ¿Qué voy a hacer? ¿Contestar a los improperios o a las falsas noticias o a las llamadas de Fructuoso Pontigo -portavoz del Colectivo Ecologista-? Me niego. No se le puede dar pábulo a este señor, no puede ser. Estamos jugando con un tema muy sensible. Que se le dé pábulo a un señor que te diga: «Se ha incrementado el benceno en 2000%». Pero si el benceno estaba en 0,25 y ha llegado a cinco, ¿cuál es el problema para la salud pública? ¿Cuál es problema medioambiental? Esto me indigna. Y que te llegue Podemos en la comparecencia de presupuestos y te diga que está «respirando veneno». Y dices, oiga, que yo vengo de Madrid y en NO2 -dióxido de nitrógeno- me multiplican por cien la situación que yo tengo hoy. ¡Por cien! Y dices, pues entonces los de Madrid tienen que estar todos muertos.

Más información

-¿Hasta qué punto está afectando eso a las relaciones con las multinacionales?

-Están jugando con situaciones muy complicadas. Tu tienes una empresa como Arcelor, que estamos constantemente machacándola todos, yo el primero. Le hemos metido unas condiciones medioambientales que tienen unas inversiones de casi doscientos millones de euros en actividades no productivas de mejora medioambiental. Y sale Fructuoso Pontigo y se convierte en un titular de un periódico y piensas: ¿qué está pasando aquí? Que hemos aumentado el benceno en un 2.000%... ¿Qué es esto? No hay mayor desnudo informático que el que tiene el Principado. No hay ninguna comunidad autónoma que tenga tantas estaciones de medición de calidad del aire en abierto, con una aplicación informática que te informa de todo en el móvil. Todas las estaciones privadas, que les imponemos en las autorizaciones ambientales que tengan estaciones de medición, están en abierto. Y luego utiliza una estación privada que no puede medir la calidad de la población residente. Es una explicación torticera y malévola de esta cuestión.

Buena situación

-¿Cómo va el plan en Avilés?

-Echamos muchas horas aquí, esto va bien. Te doy los resúmenes de evolución de los planes, y va bien. El plan de calidad del aire va bien. Pues no, tienen que seguir... Es falso, y cuando tengamos un problema de verdad no nos va a creer nadie. Activamos el protocolo el otro día, conforme a norma. ¿Qué dicen? Que no activamos el protocolo conforme a norma. Lo activamos regulado, con norma, pues no les vale tampoco...

El plan de calidad del aire de Avilés y de Gijón van ordenadamente bien, va mejor el de Avilés que el de Gijón. Avilés no tiene una mala situación, tenemos un problema generado con una estación de medición que nunca tenía que haber estado colocada ahí. No está midiendo ya calidad del aire en Avilés, lo hemos presentado ante la Unión Europea y la hemos retirado de red. La mantenemos ahí para tener una constatación de que las cosas van ordenadamente bien. Ahí hay que reconocer el esfuerzo inversor de las empresas y espero y está claro que con el cierre de baterías de cok en 2019 nos vamos a encontrar todavía una situación mejor. No puedes olvidar de que Avilés es una zona de una industria con unas características muy determinadas y con una parte con unas instalaciones muy obsoletas, como las baterías. Es verdad que en torno a esa situación se encuentran problemas. AZSA tiene también los suyos, pero sus inversiones en control medioambiental son impresionantes.

-La famosa estación de Matadero ha hecho mucho daño a la imagen de Avilés.

-Hace daño, no construyes. A mí me vale todo, admito que se me critique, pero con cosas concretas y definidas. Pero esto que está haciendo Fructuoso Pontigo con Asturias es una inmoralidad. Ha convertido a Asturias en un problema medioambiental cuando no lo hay. Un ejemplo, coge NO2 hoy y coge NO2 en Madrid, que está en abierto también, y mira la diferencia. Igual con partículas PM10 aquí y en Madrid. Y nosotros soportamos esto y Madrid no, es verdad que tenemos corrientes marinas y otra situación... ¿Caben mejoras? Sí. Pero se están haciendo cosas importantes, que el Puerto de Avilés tiene gastada una fortuna en mejora ambiental. Reconozcámoslo, hombre, pero no vayamos al revés siempre.

-¿Han conseguido entonces el objetivo con la UE con respecto a la peculiaridad de la ubicación de esa estación?

-Se hizo un informe de rendición en la UE y lo que les dijimos es, mire, en Asturias tenemos estas estaciones con estas características. Avilés tiene más estaciones de las que necesita, por descontado. No es nuestra afrenta tirarla, pero esto no puede servir para medir la calidad del aire. ¿Qué significa eso? Pues si hay que activar un protocolo, esta estación está fuera de la activación, no está en la red. No es red de calidad, la hemos sacado. Va a quedar en funcionamiento porque nos sirve para nosotros estudiar cuestiones internamente, pero sabemos que hay datos que no pueden ser utilizados para evaluar la calidad del aire que respira la gente de Avilés. Desde enero de 2018 está retirada de la red.

-¿Cuándo va a convocar la comisión de seguimiento del plan de calidad del aire?

-Se va a convocar a principios de año.

-¿Qué importancia tiene sacar los tráficos del centro de la ciudad con el proyecto de la Ronda Norte?

-Es un proyecto que, aparte de facilitar tráficos, va a quitar mucha contaminación y va a aliviar mucho la presión medioambiental en el concejo. Mucho. Pero Avilés donde va a tener la mejora de calidad del aire es con el cierre de las baterías de cok.

-¿Cómo se ha resuelto el incendio desde el punto de vista de Medio Ambiente?

-Medioambientalmente el tema está resuelto. Ante un incidente, qué sanción se puede poner, no es una causa premeditada. Es un puro incidente. Está cerrado y no deriva en una sanción. Lo importante es que empiece a funcionar y sabemos que la fecha de finalización es en 2019.

-¿Han pensado ya en la descontaminación del suelo que quede liberado?

-Ahí va a surgir un problema entre la Sepi y Arcelor casi seguro. Espero que se resuelva por ambas partes con la agilidad y la normalidad adecuada. Rapidez no la va a tener, que tenga seguridad. Que no haya rapidez, pero sí haya seguridad. No nos preocupa tanto la premura como la seguridad ambiental. Hay un tema muy preocupante desde el punto de vista medioambiental.

-¿Dónde están las líneas rojas en el equilibrio que necesita Avilés entre industria y medio ambiente?

-Avilés tiene un ventaja enorme. Tiene un colector industrial que le da una garantía para la retirada de vertidos, tiene una gestión de residuos sólidos ordenados y tiene un suministro de agua garantizado y a un precio muy competitivo. Con la liberación de las baterías tendrán suelo industrial estratégicamente localizado y es de esperar que a un precio competitivo. Al final Avilés tiene una tradición industrial que no va a perder.

En cuanto a las relaciones con las industrias, desde un punto de vista personal a mí me sorprendió cuando llegué a la viceconsejería el nivel de preparación del personal que trabaja aquí. En el tema industrial los servicios tienen un nivel de competencia sorprendente. Y en la mayoría de los casos un nivel de implicación personal elevado. Tenemos una normativa muy compleja, con una maraña de normas de difícil interpretación en muchas cuestiones, y tenemos unas industrias que lógicamente intentan llevar toda el agua posible a su molino, pero yo veo y entiendo que para ellos su imagen corporativa cada vez es más importante, y una parte de esa imagen es su comportamiento medioambiental. Venimos de una época en la que casi todo valía, a una época en la que las restricciones que estamos poniendo son muy elevadas. Es necesario que se haga así, tanto desde el punto de vista de salud pública como medioambiental. En general, no mantenemos una relación de conflicto, llegamos a acuerdos y cuando no es posible en ocasiones, hay otras vías coercitivas que también funcionan.

Temas

Avilés
 

Fotos

Vídeos