«No podemos quedarnos a esperar a ver qué pasa con el suelo de baterías»

Luis Noguera, en una de las estructuras que fabrica el Grupo Noguera. / IMANOL RIMADA
Luis Noguera, en una de las estructuras que fabrica el Grupo Noguera. / IMANOL RIMADA

«Nos gustaría que cuando se formasen las nuevas corporaciones se alcanzase un acuerdo que priorice a la industria en la comarca»

J. F. GALÁN AVILÉS.

Ingeniero industrial vinculado desde 1978 al Grupo Noguera, Luis Noguera está a punto de cumplir un año al frente de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Avilés. Expresidente de la Asociación de Empresarios del Polígono de Silvota, de la Federación Asturiana de Polígonos Industriales y de la Coordinadora Española de Polígonos Empresariales, fue el único candidato que se presentó a las elecciones celebradas el 11 de mayo del pasado año para designar al sucesor de Francisco Menéndez como presidente de la entidad, en la que ocupaba la vicepresidencia primera.

-¿Cuáles son sus prioridades cómo presidente de La Cámara?

-Las principales líneas de actuación establecidas en el plan estratégico son fortalecer la parte de representación tanto en el plano asociativo como con otras cámaras y entidades que representan a los empresarios y mejorar el entorno empresarial en la comarca, apartado en el que hay hay un amplio abanico de medidas, enfocadas principalmente al fortalecimiento industrial, comercial y turístico.

LAS CLAVESDEMOGRAFÍA «Por muchos niños que nazcan, si no hay perspectivas de desarrollo tendrán que irse» INFRAESTRUCTURAS «Hay que resolver de una vez los accesos al puerto y ahora también el problema de los dragados» ELECCIONES «Lo que pediría al nuevo Gobierno nacional es una tarifa energética que apueste por la industria»

-¿Se atrevería a dibujar una radiografía del tejido empresarial de la comarca?

-La gran tractora es la industria, y su buen o mal comportamiento repercute decisivamente en el resto de las actividades. Concentra a más del 27% de los aproximadamente 22.000 trabajadores que hay en Avilés, y aunque en los últimos tiempos ha recuperado gran parte del empleo todavía no compensa la pérdida que han sufrido otros sectores. Otro gran problema es el demográfico, la pérdida y el envejecimiento de la población. El desarrollo social de la comarca está íntimamente ligado a la actividad industrial con la industria como tractora. A nosotros nos gustaría que en cuanto se formen las nuevas corporaciones se alcanzase un gran acuerdo que priorice la industria.

-¿Y el turismo, qué papel puede desempeñar en la economía de la comarca?

-En la última década se ha mejorado mucho de cara a fortalecer los atractivos turísticos de la ciudad como las iniciativas empresariales que impulsan y refuerzan enormemente el sector, tales como las ferias y congresos. Lo que está claro es que el turismo está creciendo, y hay que seguir apostando por ello desde la colaboración entre lo público y lo privado.

-Una de las carencias es la escasez de suelo industrial.

-Es una de las áreas en la que más queremos incidir. Es necesario crear suelo industrial bien dotado, atractivo y con un precio atractivo.

-Las del PEPA no se acaban de vender.

-La realidad es que en la provincia tenemos suelo industrial casi a la vuelta de la esquina, y aunque el precio no es un factor definitivo, influye mucho. A mí me gustaría que el PEPA tuviese un sistema de gestión de servicios e infraestructuras certificado para que fuese más atractivo para las empresas.

-¿Qué quiere decir?

-Que esté auditado. Sepides ha hecho un gran servicio a la comarca con el suelo liberado por el desmantelamiento de la antigua Ensidesa y debe seguir siendo un aliado estratégico.

-ArcelorMittal va a liberar ahora el de las baterías de cok, cerca de 400.000 metros cuadrados.

-Hay que ponerse manos a la obra para buscar alternativas al empleo que va a perder Avilés a raíz del desmantelamiento de las baterías de cok. Para nosotros toda empresa que se quiera instalar en ese suelo será bienvenida, pero no podemos quedarnos a esperar a ver qué pasa. Debemos salir al exterior, ser capaces de atraer inversión a nuestra comarca, y a la Cámara le gustaría contribuir de forma activa.

-¿Cómo se pueden atraer nuevas inversiones?

-La comarca tiene muchos atractivos que hay que potenciar y dar a conocer, con especial atención a la industria del siglo XXI y al desarrollo tecnológico. Avilés es un entorno industrial con puerto, aeropuerto y empresas ya asentadas cuya actividad puede contribuir a atraer a otras.

-También vuelve a hablarse de la Isla de la Innovación.

-Al margen de la residencial y terciaria, que parece va a tener un desarrollo más lento, la parte de innovación y tecnológica hay que abordarla ya. La industria del siglo XXI exige subirse al tren de desarrollo, y si no lo hacemos simplemente la actividad económica, industrial y empresarial dejará de existir. Hay que subirse a ese tren, y la Isla de la Innovación puede ser un buen apeadero.

-¿Qué necesita Avilés en cuanto a infraestructuras?

-Los temas recurrentes de siempre. Hay que resolver de una vez las comunicaciones, los accesos al puerto y ahora también el problema de los dragados, que no puede repercutir en las tarifas portuarias. Otro aspecto pendiente es el el soterramiento férreo.

-Estamos en período electoral. ¿Qué les pediría a los próximos gobiernos local y autonómico?

-Yo empezaría por las elecciones nacionales. Es necesaria una tarifa energética que apueste por la industria, que reduzca sustancialmente el peso de las tasas e impuestos en la tarifa eléctrica, que suponen alrededor de la mitad. Bajo mi punto de vista, cargándolo sobre el presupuesto del Estado. Mantener la actividad de las industrias electrointensivas permitiría a las administraciones, a todas, recuperar ese dinero por otras vías. Desde el punto de vista autonómico, pediría al próximo gobierno que alinease de forma clara sus políticas medioambientales, tributarias y económicas con la empresa y la industria y desde el punto de vista cameral, mayores cuotas de colaboración público-privada.

-El paro en la comarca de Avilés y en el resto de Asturias disminuye a menor ritmo que la media nacional. ¿A qué lo atribuye?

-El pesimismo general y el arrastre que tiene toda la región repercute negativamente en la inversión y el desarrollo. Lo estamos viendo. El número de desempleados es aún superior al que había antes del inicio de la crisis, mientras que en muchas otras regiones ya no es así. El factor demográfico constituye un gran riesgo añadido.

-¿Cómo se podría contrarrestar?

-Lo fundamental es generar actividad económica. Lógicamente la natalidad también influye, pero por muchos niños que nazcan si no hay perspectivas de desarrollo económico tendrán que irse a otro sitio. En cambio si generamos actividad y hacemos una ciudad atractiva la gente no se marcha y vendrá de fuera.

-¿Cuál es a día de hoy la situación de la Cámara de Avilés?

-Hay equilibrio económico, y estamos trabajando en distintos proyectos, como potenciar las ferias y congresos. En este sentido, hay que resaltar la impronta dejada por Francisco Menéndez, que por cierto, el próximo mes de junio recibirá la medalla de oro de las Cámaras de España , y la gran labor que está realizando Luis Esteban Alcalde, presidente de la comisión de Ferias.

-¿Cuáles son las carencias?

-Quizá la más importante es que no tenemos suficientes socios. Actualmente hay unas trescientas empresas adheridas sobre un censo de unas 10.000.

-¿A qué lo atribuye?

-En gran medida a que durante muchos años las cuotas eran obligatorias.

Más información

Temas

Avilés