La primavera viene cargada de proyectos

La primavera viene cargada de proyectos

Nuevas iniciativas vieron la luz durante la semana, otras se consolidan y prosiguen su camino con horizontes que se amplían

MERCEDES DE SOIGNIE

Algunas familias están ligadas a la hostelería por tradición. Dani Pérez y Mari Salinero llevan toda la vida en este mundillo, antes lo hizo el padre de Dani. Su nuevo proyecto, la Taberna La Muralla, abrió las puertas al público con una inauguración que reunió a amigos y viejos clientes de anteriores negocios. Los anfitriones cambian la sidra por el vino y la cerveza que próximamente se podrán acompañar con tablas de quesos y embutidos.

Mónica Montecristo se decidió a poner una tienda a pie de calle después de cuatro años de experiencia online. Lo suyo es la repostería con productos naturales: tartas personalizadas y en porciones individuales, mantecados de Avilés, son solo algunos ejemplos. La inauguración sobrepasó todas sus expectativas, más de trescientas personas pasaron por Victoria cakes and designs en una tarde llena de emociones para la propietaria y de dulces para todos.

El nombre de Roberto Rocha está ligado los bares de copas y esta semana puso en marcha un nuevo proyecto con el nombre de Circolo. Comenzó su nueva andadura con una concurrida fiesta inaugural. La tarde noche estuvo de lo más animada, con el gran Avelino Faes al corte de jamón, David Franqueira como artífice de una degustación de gin tonics. La música estuvo a cargo de Mosk selector y Miguel Arias. El ambiente sirvió como anticipo del esperado fin de semana.

El Lord Byron es un hervidero de cultura donde tienen cabida todas las manifestaciones artísticas habidas y por haber. Entre las últimas propuestas, la presentación del poemario 'El grito del cuervo' del corverano Chechu López. En el encuentro estuvo acompañado de la editora Puri Sánchez, el poeta Ángel Cuesta y contó con la colaboración musical de David del Río. La palabra y la música convivieron en una noche cargada de emociones.

Hace ya cinco años que comenzaba su andadura en la villa BNI Prospera Avilés siguiendo el ejemplo que llegaba de EEUU. Se trata de una agrupación de empresarios, solo puede haber uno por sector, que busca crear una red de trabajo donde la colaboración entre todos es el pilar fundamental. La fórmula parece que funciona y no hay mejor prueba que sigan con el mismo ánimo y empuje de los comienzos. Para celebrar la brillante trayectoria, se reunieron en una cena a la que asistieron Ana Cuervo, Óscar Miranda, Andrea Arias, Paula Riestra, Andrés Álvarez, Ruth Jardón, Andrés Rodríguez, Tino Díaz, Claudio Alabau, Violeta Fernández, Concha Uría, Cristian del Hoy, Cuco Cañamero, Dani Navarro, David Seijas, Diego Granda, Luis Mori, Diego Martín, Lorena Bernardo, Félix Ruisánchez, Jesús Rey e Isabel Buj.

La jubilación de Pedro Suárez tras treinta y nueve años trabajando en ALSA reunió a más de medio centenar de compañeros en activo y jubilados. Llegados desde diferentes puntos de Asturias, de oriente y occidente, quisieron homenajear a «un compañero maravilloso a todos los niveles». Encargado de la taquilla desde los primeros tiempos, cuando la estación estaba en la calle de La Muralla: «Entonces hacíamos de todo, era la polivalencia en estado puro que incluía coger la escoba y barrer el local». Se le ilumina la cara recordando aquellos tiempos inolvidables siempre al lado de Fran Pérez, que ahora seguirá en la brecha sin su gran amigo. El futuro se presenta cargado de nuevos planes con su nieto de dos años, con quien comparte el tiempo siempre que puede y que se ha convertido en su nuevo compañero de experiencias.

Conocimos a la Asociación de Amigos Viajeros del Mundo (Avimun) de Asturias el año pasado por estas fechas a raíz de la recogida de material y posterior viaje a Senegal para hacer entrega del mismo 'in situ'. Ayer celebraron una comida, en esta ocasión en Oviedo, para presentar el vídeo del viaje, hablar de las obras realizadas: un pozo y huertos de cebollas para su consumo y de un atractivo futuro proyecto en Gambia.