El Principado hará obras en el CIFP cuando tenga «disponibilidad»

Una práctica de soldadura en el CIFP Avilés. /  MARIETA
Una práctica de soldadura en el CIFP Avilés. / MARIETA

El consejero de Educación reconoce que «sus instalaciones están obsoletas», pero no concreta plazos para la intervención

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

El consejero de Educación, Genaro Alonso, y el portavoz de Ciudadanos en la Junta General del Principado, Nicanor García, coincidieron ayer en que el Centro Integrado de Formación Profesional CIFP Avilés, antiguo Suanzes, necesita una intervención integral. Alonso afirmó que su departamento es consciente de que «tiene unas instalaciones obsoletas, de ahí nuestro compromiso de mejorarlas y ampliarlas cuando tengamos disponibilidad presupuestaria».

El consejero respondía en el Pleno de la Junta a una pregunta formulada por el portavoz de Ciudadanos sobre la adecuación de la oferta formativa a la demanda en este centro, el mayor de Asturias, y concretamente en dos de los ciclos, mecatrónica y soldadura, en los que este año se han quedado sin plaza 127 alumnos. Genaro Alonso defendió que no se había podido ampliar la oferta en mecatrónica, pero que en el caso de soldadura sí se había ampliado, aunque no en Avilés sino en Langreo.

Entre los planes que baraja la Consejería de Educación para poder dar respuesta en Avilés a la demanda en algunos ciclos formativos se encuentra ampliar el centro y realizar obras de mejora en los talleres de fabricación mecánica y de transporte y mantenimiento de vehículos, según indicó el consejero. Aunque no concretó plazo alguno para ello y se limitó a recordar «las limitaciones presupuestarias» de su departamento.

El portavoz de Ciudadanos criticó a la Consejería de Educación que «no acierta a adecuar la oferta a la demanda como se demuestra en el CIFP Avilés». Recordó la alta demanda de soldadores y profesionales de mecatrónica en la industria asturiana mientras el centro avilesino no dispone de espacio para poder ampliar sus clases y atender las solicitudes de matrícula en estas materias.

«El problema es que sus instalaciones están obsoletas, reconoce que hay que intervenir pero no dice ni cómo, ni cuándo. Esperemos que en el próximo presupuesto haya una partida para hacerlo», pidió Nicanor García. Además recordó que hay ciclos como el de obra civil y edificación que tienen muy baja matrícula, por lo que apuntó la posibilidad de dejar de impartirlos para contar con más espacio para especialidades con mayor demanda, algo que el consejero dijo que se estudiaría.