«Los profesionales debemos ayudar a la gente a no enfermar»

«Los profesionales debemos ayudar a la gente a no enfermar»
Nieves Lafuente, ayer durante la entrevista. / MARIETA

«La enfermería española es un referente mundial y a nuestros graduados los reclaman de todas partes porque el nivel es alto»

EVA FANJUL AVILÉS.

¿Qué puede hacer por mí mi enfermera?, es el título de la conferencia que la enfermera Nieves Lafuente, directora del Plan Integral de cuidados de Andalucía (PiCuida), ofreció ayer en el ciclo Aula de Salud que organiza el Área Sanitaria III en colaboración con la Asociación Cultural La Serrana.

-¿Qué plantea el Plan Integral de Cuidados que dirige?

-El gran poder que tiene PiCuida es que nació de la ciudadanía. Recabamos información tanto de las necesidades y expectativas del ciudadano, de lo que esperaba de nosotros, como de qué situación estábamos los profesionales que nos dedicamos los cuidados en Andalucía para poder responder. Y de ese análisis salieron algunas líneas fundamentales para nuestro trabajo.

-¿Cómo recabaron la información?

-Pues estuvimos trabajando con 1.300 andaluces de diferentes ámbitos, desde particulares a representantes de asociaciones de todas las áreas sanitarias de Andalucía, personas que querían aportar su opinión acerca de lo que había que mejorar o de lo que necesitaban.

-¿Qué demandas les plantearon?

- Nos dijeron que teníamos que trabajar mucho la parte de promoción de salud para evitar que la gente enfermase. En este sentido, demandaban un acompañamiento para aprender qué cosas eran las que estaban perjudicando la salud de la población andaluza. Y nosotros detectamos lo que eran factores de riesgo como el tabaco o la falta de ejercicio. Así empezamos a trabajar con Rafael Cofiño, el jefe del Servicio de Evaluación de la Salud y Programas en la Dirección General de Salud Pública de Asturias, con una práctica que realiza aquí que es la detección de activos comunitarios.

-¿Y en qué consiste?

-Pues se trata de una perspectiva de la salud comunitaria, es decir trabajar con la comunidad para la comunidad. Para ello se hace un mapa de los recursos que existen y de los que disponen los ciudadanos. Por ejemplo, dónde pueden hacer ejercicio, dónde pueden comer saludable, si hay grupos de lectura y cosas así y ponerlo a disposición de los profesionales para que puedan recomendar actividades saludables a los pacientes y no sólo fármacos. Esta sería la primera línea de trabajo, ayudar a la gente a no enfermar.

-¿Y cuándo la gente enferma?

-Pues aquí hay dos líneas de trabajo. Una es la enfermedad que aparece de forma aguda, problemas de la vida diaria, como síntomas de catarro o gastrointestinales. Aquí el paciente puede ir a su enfermera para resolver estos problemas, pero luego están las enfermedades crónicas y los cuidados, que es nuestro gran reto. Aquí el papel importante de la enfermera es enseñar a las personas a vivir con ese problema que les va a acompañar toda su vida. Y luego otra parte muy importante para nosotros es cuando la cronicidad se complica y la persona necesita apoyo a domicilio y que no vayan al hospital hasta que no sea estrictamente necesario.

-¿Qué nivel tiene la enfermería española?

-Somos un referente mundial y nuestros graduados los reclaman de todas partes, como Reino Unido, porque su formación es excelente. Y, aunque queda mucho por avanzar, el nivel alcanzado es muy alto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos