Protesta ante los juzgados por la sentencia de las hipotecas

Protesta ante el juzgado de Avilés de la Plataforma por los Servicios Públicos. /LVA
Protesta ante el juzgado de Avilés de la Plataforma por los Servicios Públicos. / LVA

La Plataforma por los Servicios Públicos se concentra para rechazar la decisión del Supremo de cargar al cliente el impuesto en lugar de a la banca

YOLANDA DE LUIS / AGENCIASAvilés

La sentencia del Supremo que mantiene que el impuesto por la creación de las hipotecas lo pague el cliente en lugar de la banca se conoció a última hora de ayer y las reacciones no se han hecho esperar. La Plataforma por los Serivicios Públicos convocó a primera hora de la mañana una concentración ante los juzgados avilesinos para mostrar su rechazo a la decisión. Una treintena de personas se concentraron a medio día ante la sede judicical para reclamar que se revise una decisión que se contradice con la adoptada dos semanas antes por el mismo tribunal.

Esta protesta ha coincidido con el anuncio de Podemos Asturias de presentar una declaración institucional para que la Junta General se posicione a favor de que sean los bancos los que paguen el impuesto de las hipotecas. Además, van a proponen otras medidas, como nuevos impuestos a la banca y medidas para garantizar la imparcialidad de la justicia. Así lo ha anunciado este miércoles el secretario general de Podemos Asturies acompañado del presidente de la Unión de Consumidores, Dacio Alonso, en una rueda de prensa celebrada momentos antes de que el presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, anunciara desde Moncloa cambios en la ley para que los bancos paguen el impuesto de las hipotecas.

Para Ripa esta sentencia es «indignante» y «el mayor bochorno de la historia de la justicia española» al ponerse «del lado de los bancos». «No respetamos la sentencia y no merece el mínimo respeto al salvaguardar los intereses de los bancos por encima de los de la ciudadanía», ha indicado.

Por su parte, Dacio Alonso ha calificado la sentencia de «vergonzosa» y de una «quiebra de confianza de los ciudadanos con el Tribunal Supremo». «Se ha demostrado que la justicia está al servicio del poder y de los bancos», ha señalado. Así, ha pedido la dimisión del presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo y del mismo Tribunal Supremo, «porque no vale con pedir perdón». En ese sentido, ha pedido a la sociedad una «respuesta ciudadana» a través de una concentración que probablemente se realizará ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias «para manifestar que el poder judicial no puede estar al servicio del poder económico».

Además, ha señalado que la Unión de Consumidores se pone «al servicio de la ciudadanía para canalizar las reclamaciones a los bancos» porque «no tenemos que perdonarles ni un solo euro». En ese sentido, ha informado de que los bancos capitalizan en estos momentos las gestiones de su entidad, con 4.000 reclamaciones en Asturias en estos momentos sobre gastos hipotecarios.

«Un atentado a la independencia judicial»

También el portavoz de IU en la Junta General, Gaspar Llamazares, ha cuestionado hoy la decisión adoptada por el Tribunal Supremo y ha asegurado que el «giro copernicano» dado por el alto tribunal es «uno de los mayores atentados a la independencia del poder judicial».

Llamazares ha respaldado el anuncio hecho hoy por el presidente Pedro Sánchez para cambiar la ley que sean las entidades bancarias quienes asuman el pago del impuesto de actividades jurídicas documentadas de las hipotecas. En su opinión, el cambio de doctrina del Supremo ha provocado un «ridículo absoluto» y ha dejado «totalmente desautorizados» al presidente del Supremo y de la sala de la que ha emanado la sentencia, que fue revisada «prácticamente de oficio» para rectificar una decisión legítima de los jueces.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos