Público de todas las edades llena el primer día del festival Celsius 232

Colas en Álvarez Acebal para las firmas de libros de los autores invitados al Celsius 232. / PATRICIA BREGÓN
Colas en Álvarez Acebal para las firmas de libros de los autores invitados al Celsius 232. / PATRICIA BREGÓN

La amenaza de tormenta inquietó en las actividades al aire libre, pero no cortó el entusiasmo de un festival que comenzó con muchas novedades

C. DEL RÍO AVILÉS.

El Celsius volvió a demostrar ayer que no entiende ni de sexos ni de edades ni de credos ni de política. Ya lo había ensalzado su alma máter, Jorge Iván Argiz, al recoger el Premio a la Cultura de LA VOZ DE AVILÉS el pasado 27 de junio. Que el festival que todos los meses de julio desde hace ocho años llena la ciudad durante cuatro días de cultura, fantasía y ciencia ficción es una torre de babel en el que cabe todo aquel amante de las buenas historias. Y ayer ya fueron unos cuantos cientos los que hicieron buena la frase. Por la mañana y por la tarde, en las presentaciones de libros, en las firmas y en las dieciséis casetas de madera que reclaman la atención del viandante en la plaza de Álvarez Acebal se pudo comprobar el tirón de un festival que irá ganando participación conforme avance la semana a pesar de coincidir con otras citas como la Semana Negra.

Ese fue uno de los 'peros' de fieles como las gijonesas Cecilia Alonso y Ayda de la Varga, que aún siendo las seguidoras «número 1 y 2» de la escritora Sofía Rhei no llegaron las primeras a la firma de libros de la autora de 'El bosque profundo'. «Venimos más por aquí que por la Semana Negra, pero no es bueno que este año coincidan. Alguien lo ha planificado mal», manifestaron en alusión al certamen gijonés. En cualquier caso, lo importante para ellas era charlar un rato con Rhei y llevarse el libro firmado por una escritora «con un punto de vista feminista». ¿Pero eso existe? «¡Existe!», confirmaron al unísono.

Más Celsius

Precisamente, unos metros más abajo, estaban Elena Lozano y Cándido Rodríguez en la caseta de Triskel y Crononauta, editorial especializada en «literatura de género con perspectiva de género». «Ojalá estuviera de moda la perspectiva de género, no creo que lo esté», explica lozano interpelada sobre el particular. «Solo tenemos dos libros publicados, el primero fue 'Bidi', en febrero, porque creemos que las autoras y otras personas fuera del espectro de la masculinidad no han estado bien representadas en la fantasía y la ciencia ficción». Nuevos en el festival, confiaban en tener un buen estreno.

 

Fotos

Vídeos