Raúl Marquínez, dispuesto a hablar de la carrera profesional tras los comicios

Los trabajadores municipales, en una reciente concentración en El Parche /  MARIETA
Los trabajadores municipales, en una reciente concentración en El Parche / MARIETA

El concejal de Personal entrega a los sindicatos municipales un listado con el personal que podría consolidar su plaza en futuras ofertas públicas de empleo

C. R. AVILÉS.

El concejal de Personal, Raúl Marquínez, trasladó ayer a los sindicatos municipales su predisposición a abordar la carrera profesional tras las elecciones, en el supuesto de que su partido siga ostentando el poder. Consideró inoportuno avanzar propuesta alguna al respecto o tan siquiera comenzar a abordar este tema en periodo preelectoral. Asimismo, presentó un listado del personal que podría consolidar su plaza en futuras ofertas públicas de empleo, así como los sistemas de selección posibles, siendo una de ellas el concurso-oposición que venían reclamando los sindicatos.

Estas fueron dos de las aportaciones más destacadas en la reunión de la mesa general de negociación entre el gobierno y los sindicatos. Según explicaron desde Usipa, la actitud del concejal fue «positiva» y «constructiva» y sirvió para desmentir algunos «bulos» que habían estado circulando los días previas referentes a recortes de derechos económicos y sociales. «No se va a tocar ninguno», aseveró.

Aparte, en la mesa también se trataron los permisos, la propuesta planteada por los sindicatos Avanza, Comisiones Obreras y Sipla sobre la congelación de plazas, los sistemas selectivos y la revisión de la Relación de Puestos de Trabajo se evaluó el nivel de cumplimiento de los puntos ofrecidos por el gobierno en 2017, la posibilidad de continuidad a contratos relevo y la de implantar retenes en toda el área de mantenimiento, tal como informó Avanza.

El próximo martes, día 21, se celebrará una asamblea general en la Casa Municipal de Cultura, a partir de las dos de la tarde, para informar de la situación general de las negociaciones del Ayuntamiento a sus trabajadores.

Aunque la protesta laboral es apoyada por los cinco sindicatos municipales, no todas las medidas cuentan con el mismo quórum. Así, por ejemplo, ni UGT ni Usipa han firmado el documento que recoge su propuesta para la estabilización del empleo y que pasa por la planificación de los recursos humanos y la oferta de empleo público hasta el año 2015 y la revisión de la relación de puestos de trabajo.

En el documento también exigen la revisión de los puestos de trabajo, algo que llevan años demandando, y hasta le ponen plazos. Indican el mes de septiembre como el adecuado para iniciar su discusión y fijan un plazo máximo de un año.

El gobierno se ofreció a convocar hasta 133 plazas en los próximos años, de las que 29 serían de promoción interna, una cifra que los sindicatos aspiran a incrementar, así como a poner fechas y plazos para las diferentes convocatorias de plazos que se vayan produciendo.