La rehabilitación de Maqua y la reforma de la calle Claudio Luanco comenzarán en junio

Fachadas principal y lateral del Palacio de Maqua. / MARIETA
Fachadas principal y lateral del Palacio de Maqua. / MARIETA

El Ayuntamiento ultima los pliegos del cambio de luminarias en Versalles y La Luz, y las nuevas instalaciones eléctricas en colegios y polideportivos

ALBERTO SANTOS AVILÉS.

El Ayuntamiento de Avilés abordará en los próximos dos meses la puesta en marcha de inversiones por valor de más de 1,2 millones de euros. Entre los proyectos cuya ejecución está a punto de comenzar destacan la rehabilitación del Palacio de Maqua y la reurbanización de la calle de Claudio Luanco. Según las previsiones que maneja el gobierno municipal, ambas obras comenzarán en el mes de junio, con una asignación presupuestaria para este ejercicio de 182.430 euros en el caso del palacio de Maqua, y de 194.810 euros para renovar la imagen de Claudio Luanco.

La empresa Copcisa será la encargada de la rehabilitación del palacio de Maqua. La mesa de contratación del Ayuntamiento se reunió en el mes de marzo y, una vez analizada la documentación de las dos constructoras admitidas a concurso, decidió proponer la contratación de Copcisa para llevar a cabo esta obra que supondrá recuperar los elementos históricos del edificio y acondicionar sus plantas como espacio para la formación y el coworking, tal y como adelantó este periódico.

El presupuesto final de ejecución será de 715.500 euros, lo que supone 52.000 euros menos que el presupuesto de licitación. La ejecución de esta obra cuenta con financiación del Estado a través del 1,5% Cultural del Ministerio de Fomento.

Según el proyecto elaborado por los servicios técnicos municipales, la estructura interna y la división de huecos del palacio se mantendrá, ya que es la original. Para ello se van a eliminar mamparas colocadas en reformas de hace unas décadas. «Esta estructura solo se alterará por la necesidad de crear nuevos espacios para los aseos que se incorporarán en cada una de la plantas», según consta en el proyecto. De esta forma habrá seis aulas repartidas en tres plantas y con dimensiones que van de los 24,5 a los 72,6 metros cuadrados. Algunas de ellas se utilizarán como oficinas tipo coworking. Además, habrá cuatro salas de reuniones, un despacho y una sala de usos múltiples de 115 metros cuadrados en el bajo cubierta.

Los trabajos implicarán también la recuperación de las pinturas de los techos, la portería del edificio, las históricas escaleras y la galería del patio interior. Todo ello se completa con una intervención en su fachada que permitirá limpiar los elementos decorativos. La obra tiene un plazo de ejecución de ocho meses.

En cuanto a la reurbanización de la calle de Claudio Luanco, la empresa encargada de ejecutar estas obras será Ingeniería de Construcción y Obra Civil de Asturias. La obra servirá para cambiar el firme y «dotar a las aceras de anchura suficiente para garantizar la accesibilidad».

Además, se pretende instalar alumbrado eficiente similar al del resto del entorno, renovar las redes de abastecimiento y saneamiento, con especial atención a un cruce a la altura del entronque con la avenida de San Agustín, y resolver algunos problemas existentes, como el desnivel en alguna zona entre acera y calzada, algo que se pretende hacer con un parterre. Por otra parte, el firme de hormigón de los aparcamientos en batería de los números 11 y 13 se prevé que sea sustituido por otro flexible.

Licitaciones en marcha

Por otro lado, los servicios técnicos municipales están también ultimando los pliegos de otras inversiones. En concreto, están casi listos los de la sustitución de luminarias en los barrios de Versalles y La Luz, así como la renovación de instalaciones eléctricas de los colegios e instalaciones deportivas públicas.

Las inversiones en ambos barrios sumarán 500.000 euros y se financiarán con la ayuda de los fondos europeos Feder de la iniciativa DUSI. En Versalles o se prevé cambiar sus 617 farolas tradicionales por luminarias led. El cambio en el tipo de iluminación significará una rebaja en la potencia instalada de 95 kilovatios, lo que implicará una reducción de la energía anual que se consume en este barrio de casi 400.000 kilovatios.

En La Luz se cambiarán sus 787 luminarias con una inversión de 270.000 euros. La potencia se rebajará en casi 118 kilovatios con lo que el consumo energético de la iluminación pública se verá reducido en casi 494.000 kilovatios año.

Más información

Temas

Avilés