Retenido en Dinamarca un tercer buque de la misma compañía que el 'Severnaya Zemlya'

El 'Severnaya Zemlya' se mantiene amarrado en el muelle de Valliniello. /  PATRICIA BREGÓN
El 'Severnaya Zemlya' se mantiene amarrado en el muelle de Valliniello. / PATRICIA BREGÓN

El buque ruso cumple tres meses y medio amarrado en el muelle de Valliniello a raíz de una orden judicial dictada por impago de combustible

J. F. G. AVILÉS.

La retención de un tercer buque propiedad de la misma empresa arroja nuevos interrogantes sobre el futuro inmediato del 'Severnaya Zemlya', el granelero ruso que desde hace tres meses y medio permanece amarrado por orden judicial en el muelle de Valliniello, y también sobre el 'Zapolyarye', prácticamente gemelo y en idéntica situación desde el 28 de julio, en este caso en aguas de Ceuta y con el añadido de que está fondeado, no amarrado a puerto. A ellos se une ahora el 'Novaya Zemlya', de similares características, retenido desde el pasado día 2 en un puerto danés con diecinueve tripulantes a bordo.

Los tres pertenecen a la compañía rusa Murmansk Shipping, una empresa en un principio considerada solvente que atraviesa problemas de liquidez como consecuencia de las fuertes inversiones realizadas en los últimos años en la compra o construcción de buques.

De 181 metros de eslora y 15.868 toneladas de arqueo bruto, Capitanía Marítima recibió la orden de retención del 'Severnaya Zemlya' el 23 de mayo, cinco días después de que arribase a puerto procedente de Riga (Letonia) y cuando ya había descargado en el muelle de Raíces las 15.760 toneladas de carbón que alijaba en sus bodegas. Posteriormente fue trasladado al muelle de Valliniello por cuestiones de operatividad portuaria.

La tripulación recibe provisiones y mantiene encendido el motor auxiliar

La tripulación, veintiún marineros y oficiales, todos de nacionalidad rusa, continúa a bordo, si bien ha sido renovada parcialmente en las últimas semanas y de momento no precisa ayuda exterior. Según Luz Baz, inspectora del Sindicato Internacional de la Mar, la ITF, el buque recibe provisiones y el combustible necesario para mantener encendido el motor auxiliar y garantizar así el suministro de energía. Más delicada es la situación del 'Zapolyarye', cuya tripulación ya ha recibido asistencia de Cruz Roja.

La orden de retención 'Severnaya Zemlya' responde a una denuncia por impago de una toma de combustible en Gibraltar por importe de unos 200.000 euros. Al margen de esta cantidad, la deuda crece al ritmo de 1.260 diarios en concepto de tasas portuarias más las correspondientes al practicaje y remolcaje.

Según distintas fuentes, Murmansk Shipping baraja la posibilidad de vender uno o más barcos para conseguir liquidez y desbloquear así la situación. Entre ellos no estaría el 'Severnaya Zemlya', que continúa su larga espera en el muelle de Valliniello.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos