Sabores y tradiciones del otoño

Los bailes tradicionales también tuvieron protagonismo./
Los bailes tradicionales también tuvieron protagonismo.

La Seronda atrae a niños y adultos al calor de las castañas, la sidra dulce y la música

SHEYLA GONZÁLEZ AVILÉS.

El otoño trae consigo no solo un cambio de estación, también una serie de tradiciones, colores y sabores que disfrutar. La Seronda de Avilés se inauguró ayer estrenando escenario, la plaza de Hermanos Orbón o Les Aceñes, como ha deseado denominarla la federación Xuntanza, que coordina todo el programa de actividades que organiza el Ayuntamiento.

Una gran carpa y los soportales de la histórica plaza resguardaron ayer por la tarde a niños y adultos que se dejaron llevar por el olor de las castañas asadas, la sidra dulce y el sonido de la gaita y el tambor. Aunque la inauguración oficial se celebró por la tarde, este año los más pequeños fueron protagonistas desde por la mañana. Grupos de alumnos de los colegios San Cristóbal y Sabugo se acercaron a la Seronda para disfrutar de juegos tradicionales o de la 'esfoyaza' del maíz.

Además, se procedió a realizar la entrega de los premios del Concurso de Carteles de este año, que recayó en el colegio San Cristóbal por una creación realizada por seis de sus alumnos. Mientras que el accésit se lo dieron al dibujo presentado por los estudiantes de Sabugo. Todos ellos disfrutaron después de la actuación de Olga Cuervo.

Ya por la tarde la lluvia no ahuyentó a los avilesinos, que se acercaron a la plaza para disfrutar de la actuación de la Banda de Gaitas El Trasno de Coaña, que abrió la folixa interpretando el Himno de Asturias. «Con esta fiesta queremos reivindicar la tradición asturiana y su cultura pero sobre todo transmitir todo esto a los más pequeños de la casa», destacaba en su intervención la concejala de Cultura, Yolanda Alonso. Junto a ella, y sobre el escenario, también se encontraba el presidente de Xuntanza, José Federico Álvarez, que insistió en que «el traslado a la plaza ha sido una buena decisión, este es un sitio 'afayadizu'».

Los cucuruchos de castañas asadas hicieron las delicias de grandes y pequeños, aunque los primeros optaron también por degustar el embutido o los quesos que se venden en el mercado ecológico, novedad de esta edición.

Los bailes tradicionales también animaron al público, que se quedó para disfrutar de las actuaciones musicales previstas para la primera jornada de la Seronda. Hoy las actividades continuarán durante todo el día, especialmente a partir de las 14.30 horas, cuando se comience a servir la comida en la carpa. Un menú tradicional para «espantar» el frío del fin de semana.

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos