El sector turístico analiza posibilidades de negocio en torno al Camino de Santiago

La jornada impulsada por Caja Rural permitió estudiar nuevas iniciativas de negocio. /  MARIETA
La jornada impulsada por Caja Rural permitió estudiar nuevas iniciativas de negocio. / MARIETA

Los fondos Leader han permitido varias inversiones en el Bajo Nalón para crear un albergue o prestar servicios al peregrino

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

El año pasado cerca de 6.000 peregrinos pernoctaron en el albergue de Avilés y otros 2.000 lo hicieron en el de San Martín de Laspra. A estos habría que sumar los que lo han hecho en establecimientos hoteleros y no contabilizan en las estadísticas. El potencial que tiene el Camino de Santiago para el sector turístico de la comarca fue objeto de análisis ayer en una jornada celebrada en la Cámara de Comercio impulsada por Caja Rural con la colaboración de la empresa Where is Asturias y el Grupo de Desarrollo Rural del Bajo Nalón.

Valerie Álvarez y Begoña Panea pusieron sobre la mesa ese potencial y el camino que se debe seguir tanto por los empresarios como por las administraciones y otras instituciones para saber aprovecharlo. La segunda expuso algunas de las necesidades que tienen los peregrinos y que se pueden cubrir en el territorio como atención podológica o de fisioterapia, mantenimiento de sus bicicletas, lavandería o simplemente contar con cafeterías abiertas a primera hora para poder hacer su desayuno al inicio de la jornada.

En cuanto a las administraciones planteó contar con servicio de consigna para las mochilas porque eso ayuda al peregrino a recorrer la ciudad, «ya no hay prisa para llegar al albergue a deshacerse del peso», aparcamientos para bicis, tener los templos abiertos, contar con misa del peregrino, cuidar la señalización y ofrecer una guía con todos los servicios que necesitan.

Los profesionales y las asociaciones coinciden en que es una fuente de riqueza para el territorio

En Avilés ya se han dado varios de esos pasos y también en la comarca del Bajo Nalón se trabaja en esa dirección. El gerente del grupo de los fondos europeos Leader de Bajo Nalón, Juan Lázaro, puso algunos ejemplos de subvenciones concedidas en los últimos años en relación al Camino de Santiago. Como las destinadas a establecimientos hoteleros para poder ampliar sus servicios y recoger al peregrino en el lugar en el que finalizan el camino para trasladarlos a sus hoteles, la ampliación de los servicios de clínicas de fisioterapia y podología también con el mismo objetivo de llegar al peregrino dónde esté o la creación de nuevos albergues. Es el caso del de Muros del Nalón 'Camino de la Costa', su propietaria, Carmen Álvarez, ya piensa en una ampliación, no de plazas sino de servicios añadiendo una cafetería, una zona de pediluvios y un taller de bicicletas. Todavía no ha cumplido un año abierto, pero lo que tienen claro es que «hay negocio».

Mayte Gonzalo, la presidenta de la Asociación Asturgalaica que gestiona el albergue de Avilés, también presente en el acto, no duda en confirmar esas palabras, «los peregrinos dejan mucha riqueza en Avilés, van de compras, a la farmacia, comen o desayunan», dice. No obstante cree que hay camino por delante en cuanto a los horarios de las cafeterías, por ejemplo, y también mejoras en el albergue, que aunque es uno de los mejores valorados, todavía puede añadir más prestaciones.