Seis pymes locales mejoran su gestión de la calidad con la metodología japonesa 5S

Los participantes explicaron el desarrollo de las diferentes experiencias. / MARIETA
Los participantes explicaron el desarrollo de las diferentes experiencias. / MARIETA

El Ayuntamiento de Avilés y el Club de Calidad destacan la importancia en perfeccionar los sistemas de calidad del tejido empresarial

F. DEL BUSTOAVILÉS.

Seis pymes locales participaron ayer en la clausura de la segunda edición del proyecto Avilés Industria 5S, liderado por el Ayuntamiento de Avilés, a través de la Sociedad de Desarrollo La Curtidora, y que fue coordinado por el Club de Calidad. El objetivo del programa es fomentar la implantación de sistemas de calidad 5S en el tejido industrial de la ciudad.

«La mejora de la calidad en el tejido industrial que se encuentra asentado en la ciudad es un factor para atraer a grandes inversiones», destacó la alcaldesa, Mariví Monteserín, durante la clausura del acto para explicar una de las razones de la iniciativa municipal.

Otra de las ventajas es que se genera un espacio para intercambiar experiencias y conocimientos entre las empresas participantes, además de las propias mejoras para las compañías que se traducen en aumento de la productividad, mejora de seguridad y mayor eficiencia.

La metodología de 5S es un sistema de gestión de espacios desarrollado por Toyota y que se ha generalizado como un modelo de calidad para todo tipo de actividades y sectores, aunque, lógicamente, con un gran peso en el sector industrial.

El Club de Calidad se encargó de coordinar la aplicación del programa, contando en su ejecución con la empresa Grupo PFS. Además, ArcelorMittal, Asturiana de Zinc, Dupont, Saint-Gobain y Thyssenkrupp Norte animaron a sus proveedores a participar y mejorar sus sistemas de gestión. Finalmente, en esta edición participaron las empresas locales Abstracta Digital, Mecanizados Cas, Imsa Grupo, Transglass, Tecnología y Análisis de Materiales y Asturmadi Group, que fueron asesoradas por las multinacionales.

Con todos ellos se trabajo de una misma manera. Primero se realizó un auditoría y se centralizó aplicar el 5S en un único departamento para facilitar, posteriormente, un efecto contagio al resto de la empresa al comprobar las mejoras.

El relato de los diferentes participantes fue similar, ya que todos aseguraron reducir costes y mejorar la eficiencia de sus sistemas con el método 5S.