El semáforo de El Muelle indicará los tiempos de espera con un contador

El semáforo indicará el tiempo de espera. / MARIETA
El semáforo indicará el tiempo de espera. / MARIETA

Las mejoras en el control del tráfico incorporan además dos videocámaras en Carreño Miranda y el cruce de La Muralla con Pedro Menéndez

ALBERTO SANTOSAVILÉS.

La empresa adjudicataria del nuevo contrato de control del tráfico y los sistemas de acceso al casco histórico comenzó ayer la instalación de la puerta de salida en la confluencia de la calle de San Bernardo y La Cámara. Pero esta no será la única medida, ya que a lo largo del mes de octubre se pondrán en marcha otras dos actuaciones complementarias para mejorar la vigilancia y la seguridad en algunas zonas señaladas por el Ayuntamiento.

Una vez que finalice la instalación del nuevo bolardo en San Bernardo, que durará tres días y provocará cortes totales en la calle de 8 a 18 horas, se acometerá la instalación de cámaras de videovigilancia en dos nuevos puntos y un sistema de control del tiempo de espera para el peatón en la calle de El Muelle.

Las cámaras de vigilancia previstas se ubicarán en la salida de la zona peatonal de Sabugo por la calle de Carreño Miranda hacia Emile Robin, y en el cruce de la calle de La Muralla con la plaza de Pedro Menéndez. Son las zonas que la Policía Local considera idóneas para perfeccionar el sistema de control del tráfico y de accesos al casco histórico.

La instalación de un nuevo bolardo en San Bernardo cortará el tráfico hasta mañana

Además, como principal novedad, ya que será la primera vez que se instalarán en Avilés, el contrato que se renovó en la pasada primavera incluye una óptica de peatón rojo con contador regresivo en la calle de El Muelle. Se trata de un mecanismo digital que marcará para el peatón el tiempo que queda entre el cambio de color verde a rojo, y viceversa, del semáforo. El sistema, novedoso en Avilés, ya ha sido puesto en práctica en otras localidades de la comarca, como en el acceso a Corvera a través de Las Vegas.

Esta modificación no significa que vaya a haber cambios en la cadencia del semáforo, tanto para vehículos como para peatones, ya que se considera después de los pertinentes estudios que la actual es la más adecuada para equilibrar los intereses de unos y otros. La diferencia es que a partir de ahora el peatón sabrá con exactitud el tiempo que debe esperar para cruzar desde el parque de El Muelle hacia el paso a nivel de Larrañaga y la avenida del Conde de Guadalhorce.

La instalación de estos nuevos elementos está incluida como mejora propuesta en el contrato que el Ayuntamiento de Avilés adjudicó a la empresa Kapsch para el mantenimiento de la red semafórica y control de acceso a las zonas peatonales.

En cuanto a la instalación de un nuevo bolardo en la calle de San Bernardo desde ayer martes y hasta mañana jueves, el corte de tráfico se producirá únicamente en el horario de desarrollo de los trabajos, de 8 a 18 horas, por lo que obligará a los vehículos autorizados que deseen salir de la calle San Bernardo a hacerlo a través de la calle de La Fruta, para después bajar por la calle de La Cámara tras girar hacia la derecha en la plaza de España.