La sentencia condenatoria por el asesinato de Ascensión Amores ya es firme

Julio Pardo, sentado y custodiado, durante el juicio en enero. / A. PIÑA
Julio Pardo, sentado y custodiado, durante el juicio en enero. / A. PIÑA

La defensa de Julio Pardo no recurre ante el Tribunal Supremo, por lo que se confirman los veinticuatro años de cárcel para el confitero

C. R. AVILÉS.

Seis meses después de que la Sección Tercera de la Audiencia Provincial condenara a Julio Pardo a veinticuatro años de cárcel por el asesinato de su mujer Ascensión Amores 'Susi', la sentencia es firme. La defensa del confitero avilesino la había recurrido sin éxito ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, pero no presentó finalmente recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Se confirma así, por lo tanto, la sentencia condenatoria dictada el pasado mes de marzo por la que Julio Pardo pasará veinticuatro años en prisión, tendrá que abonar una indemnización de 420.000 euros a la familia de Ascensión Amores -100.000 euros a cada progenitor, 50.000 a dos de sus dos hermanos y 40.000 a los otros tres- y será sometido a diez años de libertad vigilada a determinar al menos dos meses antes de la extinción de la pena de prisión por haber matado a su mujer a golpes con una llave inglesa mientras dormía en el domicilio conyugal. Los hechos que conmocionaron a la sociedad avilesina ocurrieron en enero de 2016. Su defensa intentó rebajar la pena argumentando que no se había calificado correctamente el tipo de delito cometido por su cliente (un homicidio en lugar de un asesinato) y que se había vulnerado su derecho a la presunción de inocencia, puesto que las pruebas practicadas en el juicio no justificarían la pena impuesta. Motivos que rechazó de plano la sala del TSJA, presidida por el presidente del órgano judicial, Ignacio Vidau.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos