La Sepi y Arcelor sellan el acuerdo de baterías, que cierra en diciembre

RufinoOrejas, presidente de Química del Nalón, Oswaldo Suárez, CEO del Clúster asturiano de ArcelorMittal, Isaac Pola, consejero de Industria, Mariví Monteserín, alcaldesa de Avilés, Antonio Miguel Cervera, presidente de Sepides, José ManuelArias, presidente de ArcelorMittal España, y Benigno Fernández Fano, consejero de Infraestructuras, ayer en La Granda. /MARIETA
RufinoOrejas, presidente de Química del Nalón, Oswaldo Suárez, CEO del Clúster asturiano de ArcelorMittal, Isaac Pola, consejero de Industria, Mariví Monteserín, alcaldesa de Avilés, Antonio Miguel Cervera, presidente de Sepides, José ManuelArias, presidente de ArcelorMittal España, y Benigno Fernández Fano, consejero de Infraestructuras, ayer en La Granda. / MARIETA

Sepides contratará un plan director y abordará la descontaminación del suelo según el plan urbanístico que apruebe el Ayuntamiento

F. DEL BUSTOLA GRANDA.

ArcelorMittal mantiene su calendario de cierre para las baterías de cok de Avilés y el 31 de diciembre será la fecha límite de su actividad. Posteriormente iniciará un proceso de apagado «seguro» de tal manera que la descontaminación posterior del suelo y el achatarramiento y derribo de las naves se haga con el «máximo respeto al medio ambiente», según destacó ayer el presidente de ArcelorMittal España, José Manuel Arias García, después de firmar el acuerdo para el cese del contrato de arrendamiento de las instalaciones con Antonio Cervera, presidente de Sepi y Sepides.

Una vez que las baterías se encuentren en una situación inerte y seguras, la empresa pública abordará la descontaminación y achatarramiento de las instalaciones. Antonio Cervera avanzó ayer que la inmobiliaria pública contratará la redacción de un plan director para determinar los elementos patrimoniales de valor que se deban conservar en los 3750.000 metros cuadrados que se van liberar de superficie industrial.

En este proceso, la empresa pública no estará sola, ya que el compromiso de ArcelorMittal incluye el acompañamiento y el traslado de toda la información y conocimiento necesario para el achatarramiento de esta instalación.

De forma paralela, el Ayuntamiento de Avilés deberá aprobar, posiblemente entre julio y agosto, la reforma del plan general que definirá exactamente los usos de la parcela de baterías, actualmente catalogada para gran industria.

La aportación municipal es fundamental porque definirá la exigencia de descontaminación de los suelos y las posibilidades de urbanización. «Sin esos datos, sería muy osado dar unas cifras de inversión de la descontaminación», aseguró Antonio Cervera. No obstante, apuntó que esta operación de achatarramiento era una de las «más importantes de Europa», recordando que desde el inicio del Parque Empresarial Principado de Asturias, la Sepi ha invertido más de 140 millones de euros en el desmantelamiento y descontaminación de la antigua cabecera siderúrgica.

La alcaldesa de Avilés en funciones, Mariví Monteserín, destacó la trascendencia del acuerdo firmado ayer en la residencia de La Granda, ya que «permitirá poner suelo industrial a disposición de nuevos proyectos industriales». Monteserín recordó que el pasado lunes entraban en funcionamiento los nuevos accesos a un polígono industrial, donde inversiones como las conocida ayer de Química del Nalón muestran «el compromiso con la industria y la innovación».

Monteserín aseguró que el acuerdo logrado «no había sido sencillo», destacando la actitud de José ManuelArias y Antonio Cervera y el compromiso delPrincipado para facilitar el acuerdo.

Por su parte, el consejero de Infraestructuras, Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Benigno Fernández Fano, elogió el compromiso de las partes para alcanzar una solución satisfactoria para todos. Fano aseguró que «desde el punto medio ambiental es un acuerdo que facilita un proceso de apagado y descontaminación de las baterías de cok seguro».