Setenta trabajadores de Konecta afean la actuación de los sindicatos CSI y CC OO

J. F. G. / C. R.AVILÉS.

Setenta trabajadores de los 115 que integran la delegación en Avilés de la empresa de servicios de telecomunicaciones y telemarketing Konecta han avalado con su firma un manifiesto en el que expresan su malestar y su rechazo a la postura que mantienen CSI y CCOO en el nuevo conflicto laboral abierto tras el despido de catorce trabajadores.

El texto no ahorra descalificativos contra ambos sindicatos. Así, les acusa de «fomentar la desinformación y la mentira» y de actuar «de mala fe cuando afirman con sus falsas declaraciones que nosotros estamos a favor de que hayan despedido a los compañeros. Vivimos un contigo o contra mí, un divide y vencerás chabacano y burdo que busca ganar seguidores a base de llenar de basura la cabeza de la gente y de crear conflictos entre compañeros que antes no existían».

El manifiesto subraya que CSI y CC OO «atentan contra la verdad de forma flagrante» y hace un llamamiento a la «reflexión y la autocrítica». «Estamos en contra de que se atente de forma dañina y reiterada contra la honorabilidad de compañeros y de que se haga mofa de ellos en redes sociales. Se está personalizando una guerra sin sentido contra ellos, atacándolos por motivos personales», asegura.

En el escrito se lamentan los recientes despidos y la confianza en que se pueden cambiar las cosas, pero nunca a costa de «difamar, mentir y generalizar opiniones individuales». Y advierten su oposición a que «malas praxis» o «equivocadas formas de actuación pongan en riesgo nuestro puesto de trabajo».

Piden una reflexión y una autocrítica ante una postura que «no es una cruzada contra unas siglas sindicales», sino hacia algunas personas «que están actuando sin tener en cuenta los intereses de todos los trabajadores». Quieren diálogo y conciliación frente a la política del miedo, la desinformación y la manipulación.