La Soledad celebra un año de exposición del Lignum Crucis

Presentación de la nueva revista, ayer en Sabugo. / PATRICIA BREGÓN
Presentación de la nueva revista, ayer en Sabugo. / PATRICIA BREGÓN

La Cofradía presentó ayer el número 24 de su revista 'Mater' y los actos de Exaltación de la Cruz que tendrán lugar el próximo viernes 14

C. R. AVILÉS.

Orgullo. Es el sentimiento que embarga a los integrantes de la Real Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y de la Santa Vera Cruz a los pocos días de que la exposición permanente del Lignum Crucis en la iglesia parroquial de Santo Tomás de Cantorbery cumpla un año. Será el próximo viernes 14 de septiembre y lo celebrarán con los actos de Exaltación de la Cruz que comenzarán a las siete de la tarde. A esa hora se rezará el rosario y, a las 19.30, se dirá la misa solemne, cantada por la Agrupación Polifónica del Centro Asturiano y seguida de una procesión por el interior del templo. Tras la misma se podrá adorar el Lignum Crucis.

Desde que permanece expuesto, protegido en una caja de madera con cristal blindado, junto a la Virgen de la Soledad, una media de trece peregrinos en verano y seis en invierno pasan por templo a visitarlo. Ayer, en la presentación del número 24 de la revista 'Mater' en la casa parroquial de Sabugo, la Cofradía agradeció la colaboración del párroco Reinerio Rodríguez al mantener las puertas de la iglesia abiertas y sellar las credenciales a los peregrinos.

José Iván Álvarez Heres, maestro de ceremonias de la Real Cofradía y director de la revista, anunció ayer su intención de dar un paso atrás y dejar entrar «savia nueva». Se felicitó por los cambios acometidos en los últimos años, en los que se ha logrado abrir la Cofradía a la gente, pasando de «menos de doscientos cofrades a quinientos». Además, haber sacado «un tesoro escondido», el Lignum Crucis, «ha contribuido a llevar el nombre de Avilés por las diferentes etapas del Camino de Santiago».

Antonio Sabino, Cofrade de Honor, Román Antonio Álvarez, Insignia de Oro de la Cofradía, María Josefa Sanz, cofrade y Cronista Oficial de la Villa y la Hermana Mayor Belén Fernández Miranda, destacaron la importancia que ha tenido este último año en una «cofradía viva» tanto por la consecución del título de 'Real', «que realza aún más su trabajo», como por la exposición permanente del Lignum Crucis, «que da visibilidad a la Cofradía, a Sabugo y a Avilés», señaló Román Antonio Álvarez.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos