Las taquillas de autoservicio, la última innovación para seguir ganando clientes en la red

Un hombre recoge un paquete en una de las taquillas de autoservicio de Amazon. /  MARIETA
Un hombre recoge un paquete en una de las taquillas de autoservicio de Amazon. / MARIETA

En la comarca de Avilés ya se han instalado cinco, la situada en ParqueAstur es la que más movimientos registra al día

A. L. JAMBRINA AVILÉS.

Hace poco menos de un año que han ido apareciendo por Avilés unos curiosos armarios amarillos que llaman la atención de quienes se los encuentran. Son los conocidos como 'Amazon Locker', unas taquillas de autoservicio que ofrecen la posibilidad de recoger los pedidos con total autonomía, sin preocuparse de no estar en casa cuando llegue el repartidor de turno. El gigante de la venta por internet no quiere dejar nada al azar, quiere seguir ganando clientes y no para de idear fórmulas para poner la compra cada vez más fácil.

De hecho, el sistema de estas taquillas es sencillo. Al tramitar una compra a través de la web se puede elegir que el paquete se entregue en uno de estos puntos de recogida, en vez de que llegue a casa. Una vez entregado, llega un código al correo electrónico del comprador con el que abrir la taquilla correspondiente.

En España ya hay cerca de 6.000 y en la comarca se han instalado un total de cinco puntos de recogida Amazon Locker, la mayoría en gasolineras. Carlos Miranda suele utilizar el que hay en la de Villalegre «porque mi mujer y yo estamos fuera de casa por trabajo y es muy cómodo recogerlo aquí», asegura.

El punto que más tiempo lleva es el de ParqueAstur, mientras que los demás se han instalado en los últimos meses. Desde la compañía de mensajería Seur aseguran que «suelen entregarse unos diez paquetes al día, excepto en ParqueAstur, que llegamos a los treinta».

Los riesgos

La Unión de Consumidores recibió el año pasado un total de 75 peticiones de asesoramiento sobre la compra por internet y 59 denuncias o quejas relacionadas con la compra-venta en comercios electrónicos en toda Asturias. Hacer un uso tan intensivo de este tipo de plataformas también conlleva riesgos.

Desde la oficina de Avilés se aconseja que los consumidores se aseguren de que el sitio web es seguro y real, «buscando la información de contacto, asegurándose de que tiene una dirección física, un CIF, un teléfono, un chat o cualquier red social por la que te puedas comunicar con ellos en caso de problema». También se deben leer las condiciones legales, «específicamente las referidas a la devolución de los productos». En las compras existe un plazo de desistimiento de 14 días naturales desde que se recibe el producto, sin necesidad de justificar el motivo, «algo que la gente desconoce, por lo que pierde sus derechos muy a menudo». Y es conveniente que no se utilicen medios de pago en conexiones wifi o redes abiertas, «mejor compra en casa o en redes seguras».