Los taxistas solicitan al Ayuntamiento de Avilés que se reduzca el número de licencias

Taxis estacionados ayer a la espera en la parada de Fernández Balsera. / OMAR ANTUÑA
Taxis estacionados ayer a la espera en la parada de Fernández Balsera. / OMAR ANTUÑA

El colectivo se reúne el 29 de julio con el edil Manuel Campa, para que «se actualice una legislación que está muy desactualizada»

ALEJANDRO L. JAMBRINAAVILÉS.

Los taxistas de Avilés no están nada contentos con como se gestiona el sector del taxi en la comarca desde hace varias décadas. Según los propios profesionales, ellos mueven más gente que el transporte público, entorno a 17.000 carreras al mes, «pero las instituciones nos tienen olvidados y toda la legislación de la que dependemos lleva muchos años desactualizada», lamentan.

Uno de los problemas que denuncian es el exceso de licencias que hay en Avilés. La regulación estipula que debe haber un taxi por cada 1.100 habitantes, «pero en Avilés somos 101 taxis, así que sobran por lo menos unas quince licencias», señala el representante de la cooperativa Radio Taxi Villa del Adelantado, Marcos Álvarez. Este exceso de licencias, además de quitarles trabajo, afecta especialmente a los descansos de los taxistas «que no son rotativos ni equitativos, y muchos no hemos podido disfrutar de un fin de semana con la familia en treinta años de trabajo», confiesa Álvarez.

Este problema se lleva arrastrando desde los años ochenta, «fueron unos años en los que la población de Avilés creció exponencialmente, se concedieron varias licencias y ahora ya no se pueden retirar». Hace dos años, el colectivo intentó tramitar un nuevo calendario de descansos, pero aseguran que la corporación municipal no les hizo caso en aquel momento. Ahora vuelven a poner sobre la mesa este y otros problemas, que esta vez si podrán tratar con el portavoz del gobierno local, Manuel Campa, en una reunión que mantendrán el 29 de julio.

Desde Radio Taxi proponen mancomunar el servicio y gestionarlo desde su centralita También piden que se regulen las empresas de VTC para evitar una amenaza en el sector

Además de la regulación de licencias y descansos, los taxistas llevarán a la reunión un proyecto con el que pretenden mancomunar el servicio de taxis. «Nosotros somos la única cooperativa de la comarca que tiene una centralita propia, y lo que proponemos es que podamos gestionar todas las llamadas y se repartan equitativamente los servicios mediante un sistema de geolocalización, que el taxi más cercano a un cliente pueda prestar un servicio eficiente y rápido», destacan desde Radio Taxi Avilés. Así, aseguran que unos concejos ayudarían a los otros «porque en Avilés sobran taxis pero en Corvera les faltan y en Castrillón tampoco dan a basto cuando hay eventos como el Salinas Longboard Festival», aseguran, confiados en que se pueda llegar a un acuerdo que beneficie a todo el sector del taxi de la comarca.

Por si esto no fuera poco, desde ayer la empresa de vehículos de transporte con conductor (VTC) Uber presta un servicio de comida a domicilio en Avilés. A pesar de que por el momento solo ofrece este tipo de servicio, los taxistas de la ciudad se han alarmado y están temerosos ante la posibilidad de que esta iniciativa sea un primer paso para traer a Avilés su servicio de transporte, que ya esta asentado en muchas ciudades y ha generado grandes conflictos con el sector del taxi por discrepancias respecto a la regulación de este sistema.

«Consideramos que este tipo de empresas son fondos buitre muy peligrosos pero no pensamos que puedan suponer una amenaza a corto plazo en Avilés», confían los taxistas. Con todo, si piden que se regule su uso, «porque hacen lo que quieren cuando quieren», lamentan.