«Las televisiones ya no son esclavas de las audiencias, y eso se nota»

Marc Vigil participó ayer en una nueva charla del Aula de Cultura de LA VOZ. / MARIETA
Marc Vigil participó ayer en una nueva charla del Aula de Cultura de LA VOZ. / MARIETA

Marc Vigil repasa en el Aula de Cultura de LA VOZ DE AVILÉS su trayectoria y la transformación de la producción audiovisual

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

Pasado, presente y, sobre todo, el futuro de la producción audiovisual española, y en algunos rasgos también global, estuvieron presentes ayer en el Aula de Cultura de LA VOZ DE AVILÉS donde su coordinadora, Mercedes de Soignie, conversó con el cineasta avilesino Marc Vigil Ortiz en el Centro de Servicios Universitarios.

Marc Vigil Ortiz (Avilés, 1975) también dio noticias. Así, además del inicio del rodaje de lo que será su primer largo en cine para el 7 de octubre, avanzó que en 2020 dirigirá su segundo largometraje en México: 'La partida'.

Vigil recordó sus inicios, desde el momento en que, después de ver 'ET', aseguró a su padre que quería ser como Steven Spielberg a su estudios de Historia del Arte en la Universidad de Oviedo. Así, explicó que ante la imposibilidad de estudiar audiovisual en Madrid, optó por una formación amplia y enriquecedora.

Hoy en día, su experiencia le permite defender su elección ya que «el director aprende en el rodaje, en la experiencia». Así, desveló anécdotas como la dificultad de «llegar a 'Aída' con veinticinco años y decirle a Carmen Machi, que es un pedazo de actriz, que debía repetir una escena».

Marc Vigil consideró que el panorama audiovisual atraviesa un profundo cambio que se favorece la actividad de nuevos director, como puede ser su caso. Se juntan varios factores, por una parte, el desarrollo tecnológico incrementa de una manera impensable la calidad de las pantallas de televisión, con lo que la experiencia del cine cada vez deja de ser tan exclusiva «además de ser muy cara».

Por otra, la irrupción de nuevos operadores (Movistar, Netflix, Amazon) abre nuevas «ventanas» a la distribución que los canales de televisión comienzan a aprovechar. En este sentido, indicó que las compañías estadounidenses «buscan en España productos locales, pero que sean universales. La ficción española es respetada», así citó la próxima producción de 'Patria', la exitosa novela de Fernando Aramburu por HBO.

Internet, reflexionó, modifica los hábitos de consumo y los jóvenes cada vez acceden más a la producción audiovisual por el móvil, ordenador o tabletas. De esa manera, se genera un nuevo mercado. «Las televisiones ya no son tan esclavas de la audiencia y comienza a notarse», aseguró.

Así, recordó como Atresmedia anunció hace poco que terminaba con el dogma de los capítulos de setenta minutos, algo único en el mundo, para aprovechar las posibilidades de comercialización global de sus formatos. «Las empresas de telecomunicaciones ofrecen el mismo servicio: telefonía y acceso a Internet. Si quieren competir y destacar, deben apostar por los contenidos y comienzan a hacerlo», aseguró.

De igual manera, destacó la tendencia de técnicos, artistas y directores del cine por hacer televisión. «Una serie como 'The Terror' ofrece posibilidades para los actores y los guionistas que no hay en el cine. Han tenido diez capítulos para crear un personaje y desarrollarlo, eso en el cine es imposible. La televisión terminará comiéndose al cine», aseguró. Aunque, lamentó, aún se mantiene la aversión al riesgo en las producciones de televisión. «Hay que avanzar como picando hielo», describió.

También desveló la importancia de su experiencia en México, a donde llegó cuando perdió la pasión por 'Águila Roja' y donde, en una exitosa carrera profesional, recibió un correo de «una persona que no conocía: Javier Olivares». Era el germen de 'El Ministerio del Tiempo'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos