La Tesorería de la Seguridad Social valora deshacerse del solar del antiguo ambulatorio

El solar del antiguo ambulatorio de Llano Ponte. Al fondo el nuevo edificio construido por EDP para el transformador y a la derecha el edificio que ahora se demolerá. / MARIETA
El solar del antiguo ambulatorio de Llano Ponte. Al fondo el nuevo edificio construido por EDP para el transformador y a la derecha el edificio que ahora se demolerá. / MARIETA

Este año se contratará el proyecto de demolición del último edificio que quedaba en pie, aunque en ruinas, en los terrenos

FERNANDO DEL BUSTOAVILÉS.

La Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) retomará este año el proyecto para derribar los únicos restos que quedan del antiguo ambulatorio de Llano Ponte o ambulatorio central de Avilés una vez que E-redes, la empresa de gestión de las líneas de distribución de EDP, ha culminado el proyecto de traslado de su centro de transformación, según confirmaron fuentes del organismo público a este diario.

El pasado mayo, la empresa E-Redes comenzó las obras de traslado y modernización del centro de transformación que se encontraba en los bajos del antiguo ambulatorio, la única construcción que permanecía del edificio construido en 1958.

El centro de transformación se ha instalado en la misma parcela, pero en un lateral, lo que permitirá derribar el edificio donde se encontraba, ya en ruinas. El nuevo equipo es, además, de menores dimensiones, aunque ofrece más servicios.

La obra, sin embargo, no será inmediata, toda vez que se deben superar tres pasos. El primero es el más inmediato y se trata de la comunicación formal desde E-Redes a la Tesorería General de que ya se ha instalado el transformador en su nueva ubicación y puede continuar la operación de derribo que comenzó en 2004.

A partir de ese momento, la TGSS abrirá un concurso público para elaborar el proyecto de demolición para que el derribo cumpla las normas medio ambientales y de seguridad e higiene en el trabajo. Aunque no hay plazos oficiales, lo normal sería que el proyecto estuviese en manos del organismo público en el último trimestre de este mismo año.

A partir de ahí, la administración podría iniciar la licitación para adjudicar las obras de demolición de los restos. Teniendo en cuenta que el proyecto de obra estará en manos de la Tesorería lo más lógico es pensar que la licitación se realizará a lo largo de 2020, posiblemente en el segundo semestre.

De esta manera, entre el segundo semestre de 2020 y principios de 2021, el solar debería quedar totalmente limpio. A partir de ese momento, se abre la puerta para ver que uso se le concede.

Cuando en 2004 comenzaron los trabajos de demolición del edificio, se había anunciado la intención de que la Tesorería General de la Seguridad Social volviese a construir en la zona. La calificación urbanística de estos terrenos en plena calle Llano Ponte es de equipamiento público, respetando la tipología y dimensiones de la zona.

Sin embargo, con el tiempo esa idea se olvidó, según confirmaron a este diario fuentes de la propia Tesorería. No hay que olvidar que la crisis económica y los ajustes en las administraciones públicas frenaron muchos proyectos de inversiones, algunos para aparcarlos por un tiempo y otros para pasar al cajón del olvido para siempre.

A partir de ahí, se abren tres escenarios posibles por parte de la administración central. El primero pasaría por retomar la idea de construir oficinas para la Tesorería General del la Seguridad Social de Avilés, que actualmente se encuentran en la calle Fuero. El edificio también podría albergar otras dependencias de la administración central.

Otra opción sería la venta. Con la actual calificación urbanística, se limita los posibles compradores, ya que solo podría ser otra administración pública. Llegado el momento, podría resultar interesante por ejemplo para el Ayuntamiento como posible sede para la Policía Local de Avilés, abandonando los bajos del Suárez Puerta al que fueron trasladados de manera provisional.

La parcela ofrece la ventaja de una superficie amplia, donde podrían tener un buen aparcamiento para el parque móvil policial y una buena comunicación con el resto de la ciudad, más aún cuando se encuentra en el eje de lo que se ha venido denominado la nueva centralidad. Además, la construcción de un edificio nuevo facilitaría que respondiese perfectamente a las necesidades de la Policía Local.

Entre los posibles candidatos también aparece Correos, que ha visto como la evolución del tráfico postal ha cambiado sus previsiones. Actualmente prepara la apertura de unas oficinas en la avenida de Cervantes, pero en esta ubicación contaría con la ventaja de que se trataría de un patrimonio propio y, nuevamente, podría diseñar las instalaciones conforme a sus necesidades.

La tercera posibilidad es mucho más compleja, toda vez que implicaría una reforma del Plan General de Ordenación Urbana para admitir usos residenciales. La idea no es nueva y ya en 2008 la planteó el Partido Popular, con la propuesta de que se dedicase a vivienda para jóvenes.

La ventaja es que se encuentra en una zona con una alta edificabilidad, con lo que podría resultar una operación interesante para inversores privados.

Más información

Temas

Edp, Avilés