El traslado de la Marquesina de El Pozón podría estar finalizado en noviembre

Jóvenes esperando el autobús en la marquesina de El Pozón ayer. / MARIETA
Jóvenes esperando el autobús en la marquesina de El Pozón ayer. / MARIETA

El Ayuntamiento comienza el proceso para la contratación que prevé que la estructura esté instalada en la calle Río Cares en cincuenta días

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

El traslado de la marquesina de El Pozón a Llaranes podría estar concluido en el mes de noviembre. El Ayuntamiento inició ayer el proceso de contratación de esta obra y las empresas tendrán hasta el 24 de este mes para presentar sus proyectos. Una vez adjudicado, el plazo de ejecución es de cincuenta días. El traslado de esta estructura de hormigón permitirá concluir las obras de urbanización de la calle Santa Apolonia, que comenzaron en mayo del año pasado y que actualmente están paradas a la espera del traslado de la marquesina, ya que ocupa la zona en la irían los carriles de circulación de la nueva glorieta que distribuirá el tráfico entre El Pozón, Santa Apolonia y La Rocica-Llaranes.

El presupuesto final de la obra es de 91.193,91 euros, es el resultado de la suma de los 74.487,67 del coste de los trabajos de retirada de la estructura de su emplazamiento actual y los 16.706,24 de las obras necesarias para acondicionar el nuevo espacio que ocupará en la calle Río Cares de Llaranes.

Para el traslado de la marquesina de hormigón se colocará inicialmente una estructura metálica rodeándola, que también servirá para protegerla durante las excavaciones de sus zapatas y cimentaciones para poder desprenderla de su base actual.

Una grúa de treinta toneladas se encargará de colocarla, una vez hechos los trabajos anteriores, en la góndola que la llevará a su nuevo emplazamiento en la calle Río Cares, donde previamente se habrán realizado obras de acondicionamiento que se completarán una vez reubicada la estructura de hormigón con la urbanización de todo el entorno con nuevo alumbrado, base y asfaltado.

Año y medio

En mayo del año pasado dieron comienzo las obras de reurbanización de la calle Santa Apolonia. Previamente el Ayuntamiento realizó un referéndum entre los vecinos sobre cómo querían que se ejecutase el proyecto dando varias alternativas y arrojó como resultado que los vecinos aprobaban la construcción de una glorieta en la zona en la que ahora está la marquesina, por lo que aceptaban su demolición y la creación de una parada de autobús con una estructura similar de hormigón a unos metros de la actual. Sin embargo, comenzó un movimiento, encabezado por el Club Popular de Llaranes, en favor de mantener la marquesina que contó con el apoyo de algunos grupos de la oposición y que terminó con la decisión, unánime, de la Corporación en ese sentido.

Inicialmente se pensó en su traslado a la calle Monte Viso, algo que se rechazó el pasado mes de junio y, tras una reunión de todos los portavoces de los grupos políticos del Ayuntamiento, se optó por la ubicación planteada en el proyecto que ayer se licitó en la calle Río Cares, lo que obligó a rehacer el proyecto técnico por parte de los arquitectos e ingenieros municipales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos