Usipa denuncia ante la Fiscalía a la concejala de Cultura de Avilés por prevaricación

Una de las reuniones sobre el conservatorio presididas por la concejala de Cultura. / OMAR ANTUÑA
Una de las reuniones sobre el conservatorio presididas por la concejala de Cultura. / OMAR ANTUÑA

Pide que se abran diligencias por mantener en el cargo al director del conservatorio pese a que hay sentencias que declaran nulo el nombramiento

J. F. GALÁNAVILÉS.

El sindicato Usipa ha solicitado que se procese a la concejala de Cultura, Yolanda Alonso, y al director del Conservatorio Julián Orbón, Carlos Galán, como autores de sendos delitos de prevaricación. Acusa a la primera de nombrarlo «a dedo» y de mantenerlo en el cargo e incluso ratificarlo en el mismo sabedora de que una serie de sentencias han declarado nulo tal nombramiento al ser contrario a derecho. Así se recoge en el escrito en el que Usipa reclama a la Fiscalía que abra diligencias «y si procede las traslade al juzgado de guardia».

El sindicato recuerda que ya en 2017, un año después de que Galán, funcionario de carrera, tomase posesión del cargo en comisión de servicios desplazado desde Madrid, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Oviedo declaraba la nulidad de su nombramiento, dejándolo sin efecto y con imposición de costas a la Fundación Municipal de Cultura. Tras ser recurrido, el TSJA ratificó el fallo en toda su extensión.

Ese mismo año Usipa recurría también el nombramiento de Galán como profesor de piano, con idéntico resultado: nulidad del nombramiento, dejándolo sin efecto, ratificación en segunda instancia y costas.

Subraya el sindicato que, pese a todo, Galán siguió ocupando ambos cargos, director y profesor de piano. «Ante esta tomadura de pelo y falta de acatamiento» interpuso una nueva demanda, sustentada en que Galán había superado con creces el plazo máximo establecido para ocupar el cargo en comisión de servicios, un año prorrogable por otro. El fallo fue igualmente condenatorio, si bien el recurso aún no ha sido resuelto. Usipa observa que las posibilidades de que prospere «son nulas, al estar tan claro el plazo para gozar de comisión de servicios y haberlo agotado con creces el citado funcionario».

El sindicato concluye que «para colmo de despropósitos y vulneración del respeto y sumisión a las leyes sin causa justa o procedimiento legal oportuno, el 4 de julio de 2019, con efectos a 30 de julio, la presidenta de la Fundación Municipal de Cultura -Yolanda Alonso- nombra nuevamente en comisión de servicio y como profesor de música a Carlos Galán».

Añade el sindicato que «entendemos que (Alonso) está suficientemente advertida de que no se puede nombrar a dedo a ninguna persona, en especial a este profesor, porque así lo han dicho los tribunales, y rescinde hasta la eternidad, por lo que consideramos que existe un dolo continuado de delinquir». En cuanto a Galán, señala que «al ser consciente de la ilegalidad de su nombramiento también ha incurrido en delito.

Por un funcionario

Carlos Galán tomó posesión del cargo en 2017 en sustitución de Raquel García, profesora del centro, decisión que también quedó sin efecto al declarase nulo el concurso diseñado por el Ayuntamiento que a la postre ganó. Entre otros aspectos la sentencia recogía que el puesto de director debe ser ocupado por un funcionario de carrera, figura que no cumple ni Raquel García ni ninguno de los profesores del centro.

La denuncia ante la Fiscalía de Usipa se produce un día después de que Yolanda Alonso plantease dos propuestas a los grupos municipales para 'normalizar' el cargo de director del Conservatorio: sacar a concurso publico todas y cada una de las plazas de profesor o hacerlo únicamente con una, la de director.