El 80% de los usuarios de ayuda a domicilio son mujeres que necesitan apoyo en las tareas

Dos trabajadores del servicio de ayuda a domicilio entregan comida preparada a una mujer mayor en su hogar. / DAVID ESPINOSA
Dos trabajadores del servicio de ayuda a domicilio entregan comida preparada a una mujer mayor en su hogar. / DAVID ESPINOSA

Un 7,6% de los mayores de 65 años de Avilés recibe este servicio, 541 por la Ley de dependencia y 914 del Ayuntamiento

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

El servicio de ayuda a domicilio en una población altamente envejecida como la avilesina se ha convertido en un recurso público fundamental para ayudar a mantener a estas personas en su hogar y entorno. Lo pueden solicitar todos los mayores de 65 años, que el año pasado eran 19.309 avilesinos, pero quien más lo hace son las mujeres mayores de 80. Según los datos que manejan los Servicios Sociales, el 80% de los 1.455 usuarios del servicio de ayuda a domicilio son mujeres, concretamente 1.146 frente a solo 309 hombres. Si hubiera que establecer un perfil de edad sería mayor de 80 años, ya que son el 90% del total, y en cuanto a las prestaciones, dos tercios del total están relacionadas con el apoyo a las tareas domésticas (1.012), 438 son de apoyo personal y cinco de adquisición de habilidades.

La entrada en vigor de la Ley de dependencia y el envejecimiento progresivo de la población ha hecho que en los últimos años haya aumentado el número de solicitudes de este servicio para el que no existe lista de espera. Desde 2015, ha crecido un 18% el número de hogares avilesinos en los que hay ayuda a domicilio, un aumento que se puede atribuir al incremento de este servicio para las personas que tienen reconocido algún grado de dependencia, que pasaron de 299 a los 541 beneficiarios.

Los Servicios Sociales constatan un trasvase constante de mayores que recibían la ayuda a domicilio municipal a la del Principado a través de la Ley de dependencia a medida que su autonomía va disminuyendo. Sin embargo, esto no supone un descenso en el número de beneficiarios, ya que cada año se producen nuevas solicitudes de este servicio que presta directamente el Ayuntamiento. De hecho, en los últimos cuatro años la cifra de personas que reciben ayuda a domicilio municipal viene manteniéndose estable en torno a los 910 avilesinos.

Si se echa la vista más atrás, el crecimiento de la demanda de este servicio y la prestación del mismo se ve todavía más clara. Hace una década recibían ayuda a domicilio en Avilés 932 personas, quinientas menos que ahora. El año siguiente se superó el millar y a partir de ese momento el número de usuarios que se incorporaban siguió creciendo prácticamente ejercicio tras ejercicio a ritmo de medio millar por año. De hecho estos números convierten a Avilés en la ciudad con más alta cobertura de ayuda a domicilio en relación a la población que puede recibir este servicio de los grandes municipios asturianos. Un 7,6% de los mayores de 65 años es beneficiario de este servicio.

Anualmente se prestan en torno a las 200.000 horas, una cantidad que va creciendo año a año y se sitúa en unas 150 horas por beneficiario, aunque son las personas con la dependencia reconocida las que más apoyos reciben. Según se recoge en la memoria de los Servicios Sociales municipales, 424 dependientes aglutinan más de la mitad del total de horas de ayuda a domicilio en Avilés.

El servicio pretende ser un apoyo para mantener en el hogar a personas o familias que tienen alguna dificultad para desenvolverse en la vida diaria como consecuencia de problemas físicos, mentales, la avanzada edad, problemas familiares o causas culturales, pero también para los familiares que cuidan a estas personas, para que tengan un tiempo para sí mismos.

Socialización

En los últimos años, este servicio ha incorporado también actividades dirigidas a las familias y a facilitar la relación con el entorno de los usuarios. De esta forma se han creado grupos de tertulia, se fomenta que queden para ir al cine o al teatro, grupos de gimnasia y se han fomentado actividades intergeneracionales que han llevado a personas usuarias de la ayuda a domicilio a unirse con estudiantes de colegios en proyectos como el de 'corazones solidarios' en el que junto a ellos estuvo la asociación Rey Pelayo y el colegio El Quirinal para, entre todos, cortar, coser, rellenar y embolsar cerca de un centenar de corazones que se entregaron a la Asociación Contra el Cáncer para a su vez regalar a enfermos en los hospitales con frases de ánimo para ellos.

Pero también se ha pensado en los cuidadores con distintos talleres y programas de conferencias que les permitan afrontar en mejores condiciones una actividad que desgasta a la persona tanto física como psíquicamente. En los últimos cuatro años 186 personas han participado en estas actividades promovidas desde los Servicios Sociales, solo el año pasado fueron 38.

La teleasistencia es otro servicio que complementa la ayuda a domicilio en muchos casos y que en Avilés reciben ahora aproximadamente 744 personas, 171 incorporadas el año pasado.

Estos apoyos para que los mayores puedan continuar en el hogar, a los que se suman también los programas relacionados con la prevención de la soledad, llega un momento que no son suficientes para garantizar la calidad de vida de las personas, y es entonces cuando, si es necesario, se procede al ingreso en un centro geriátrico. El año pasado los Servicios Sociales tramitaron 75 solicitudes para ingresar en una residencia, 71 de ellas era para conseguir una plaza permanente y cuatro temporal. En cuanto a los centros de día a los que acuden los mayores o Dependientes desde por la mañana hasta primera hora de la tarde para realizar actividades muy diversas, los Servicios Sociales formularon en 2018 un total de 28 solicitudes. En ambos casos ha supuesto una cifra inferior a la del año anterior, que había sido de 83 plazas de residencia y 51 de centros de día.

Dependencia

El envejecimiento de la población avilesina, como sucede en el resto de España y de Europa, tiene también un reflejo claro en el número de solicitudes de valoración de dependencia que reciben y tramitan cada año ante el Principado las Unidades de Trabajo Social de la ciudad. El acceso a las prestaciones por dependencia entre las que se encuentran la ayuda a domicilio o los centros de día, por ejemplo, solo es posible con una valoración previa que se inicia con una primera evaluación de los Servicios Sociales municipales. En los últimos cuatro años el número de solicitudes nuevas atendidas ha sido de una media de 715, a las que se suman 282 peticiones de revisión del nivel de Dependencia. El año pasado se tramitó la cifra más alta desde 2015, fueron 1.058, manteniéndose en el millar de solicitudes, barrera que se superó en 2017. Los Servicios Sociales municipales han tramitado 8.642 solicitudes desde que entró en vigor la ley en 2007.

Más información

Temas

Avilés